Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

AMLO en Sinaloa, sólo buenas intenciones

Eso sí, no faltaron los elogios para el Gobernador Quirino Ordaz, a quien le reconoció el buen manejo de las finanzas públicas, a pesar de las dificultades con las que pasó por el Congreso la cuenta pública del estado.

La visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Sinaloa dejó un listado de buenas intenciones o buenos anuncios, pero muy poco en concreto. Podríamos decir que su presencia en el estado sirvió para medir el agua en el terreno político, porque no hubo guiños ni espaldarazos para ninguno de los morenistas que suspiran por la candidatura a Gobernador. Esto podría interpretarse como que no hay nada definido todavía o que el Presidente no ha elegido a su gallo para Sinaloa.

Eso sí, no faltaron los elogios para el Gobernador Quirino Ordaz, a quien le reconoció el buen manejo de las finanzas públicas, a pesar de las dificultades con las que pasó por el Congreso la cuenta pública del estado.

López Obrador le reconoció también al Gobernador no andar metido en “politiquerías” y el hecho de que Sinaloa esté a la baja en incidencia delictiva, de acuerdo a las estadísticas presentadas por el propio Secretario de la Defensa Nacional.

Cabe destacar que en la conferencia de prensa ofrecida en el campo militar El Sauz, también Quirino aprovechó la oportunidad para agradecer el apoyo del Presidente y de la milicia para trabajar de forma coordinada contra el delito.

Nadie se acordó del Culiacanazo de 2019 ni de la pequeña guerra que libran grupos armados en la sindicatura de Tepuche y otras comunidades muy cercanas a Culiacán. Claro, no eran temas para empañar la gira ni amargar el momento con esos temas.

Quizás lo más rescatable de los anuncios hechos por el Presidente, es la promesa de pagar a los maiceros los 4 mil 150 pesos por tonelada que se habían comprometido desde inicios de año. Dijo que hay una bolsa de mil 600 millones de pesos para cubrir dicho compromiso.

No dijo para cuándo pero al menos dejó medio convencidos a los agricultores, quienes dejaron sus protestas para después.

En su recorrido por el dren de Bacurimí, López Obrador se comprometió a aportar 150 millones de pesos para concluir esta obra con la que se busca evitar inundaciones en decenas de colonias de ese sector de la ciudad.

Dijo además que se concluirá la presa Santa María en el sur del estado, la carretera Badiraguato a Parral, Chihuahua; la San Ignacio a Tayoltita, y la carretera de Tamazula a Canelas, Durango.

Aunque no dijo cuándo quedarán terminadas estas obras, por lo menos en el discurso se oye bien y deja la impresión de que hay derrama económica en obra pública, cosa que los constructores sinaloenses no ven por ningún lado.

Otros puntos a destacar en esta gira:

1 El hecho de que el Presidente haya aparecido con tapabocas sólo para la foto con el Gobernador y posteriormente no lo haya usado en los actos públicos.

2 Que no haya atendido ninguna petición de la gente ni se haya mostrado ya tan cercano al pueblo, sino al contrario, sólo saludando de lejos o desde una camioneta blindada.

3 Que haya ofrecido homenaje al personal médico caído en la lucha contra el covid, pero que no haya anunciado ningún tipo de apoyo económico extra para quienes están librando diariamente la guerra contra esta enfermedad.

4 Proponer llevar a consulta ciudadana la construcción de la Planta de amoniaco en Topolobampo, tal y como ocurrió con el aeropuerto de Texcoco o la planta cervecera en Mexicali. ¿Por qué ese afán de llevar a consulta temas tan delicados en los que debe prevalecer la legalidad y no la opinión ciudadana a mano alzada?

entrelí[email protected]

@valdez_verde

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo