Reflexiones

EDITORIAL

Cobros abusivos de la CFE agravan las crisis sanitaria y económica

Lo que espera Sinaloa es la mano presidencial tendida hacia todo aquello cuya vulnerabilidad se acentuó por la pandemia y una de esas medidas debe de ser la adhesión de la CFE, clara y sin cláusulas tramposas.

De los apoyos que el Gobierno Federal ha retrasado para que el coronavirus atenúe los daños en Sinaloa, el correspondiente al suministro de electricidad es el que más urge para las familias y pequeñas empresas, convirtiéndose en la omisión principal que desencadena en la población sentimientos de abandono e indiferencia con detrimentos en el ánimo social que hoy más que nunca debe ser acompañado por políticas públicas solidarias.

En medios de comunicación y redes sociales es el tema que cobra más fuerza conforme se acerca la fase de reactivación, bautizada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador como “nueva realidad” mexicana, debido a que el ascenso en las temperaturas propicia mayor consumo de electricidad y a diferencia de otros años, en el actual la capacidad de pago está dramáticamente reducida por los efectos del Covid-19.

Todo indica que hay avances en las negociaciones que desde diferentes frentes de representación popular se realizan con la Comisión Federal de Electricidad, pero se desconoce el progreso y los alcances de dichas gestiones. La senadora Imelda Castro, por ejemplo, dio a conocer ayer que la CFE ha acordado un plan de pagos en abonos de la facturación del servicio, sin intereses, “lo que siempre se hace, solo que un poquito mejor ahora”.

Otro senador sinaloense, Mario Zamora Gastélum, se ha puesto al lado de la exigencia ciudadana para que se moderen los cobros por el consumo de electricidad al documentar excesos donde los recibos crecen de 200 a 700 por ciento si se compara lo facturado en este mismo período en 2019 y 2020. En sincronía con la bancada del PRI en la Cámara Alta solicita inclusive que comparezca el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, para que explique por qué los excesivos costos ahora que el país enfrenta la crisis en salud pública.

La cercanía de otra crisis, la económica, hace necesario que el gobierno de López Obrador esté a la altura de los imprevistos requerimientos nacionales y determine acciones efectivas en beneficio del conjunto social afectado, sin exclusiones. Lo que espera Sinaloa es la mano presidencial tendida hacia todo aquello cuya vulnerabilidad se acentuó por la pandemia y una de esas medidas debe de ser la adhesión de la CFE, clara y sin cláusulas tramposas, con un estado que intenta levantarse pronto para seguir como puntal del desarrollo nacional.

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo