Reflexiones

Iniciativa Sinaloa

Con Iniciativa | La autora de la Historia

No basta con que existan asociaciones civiles o activistas que trabajen e impulsen ante las autoridades competentes sus temas, sino que es necesario que las ciudadanas y ciudadanos muestren públicamente su apoyo.

Daniel Elizondo, titular de litigio estratégico en Iniciativa Sinaloa 

Solemos ver o pensar la historia como un objeto externo del cual estamos lejos o fuera del alcance de formar parte de ella. Sin embargo, siguiendo la línea de pensamiento del Dr. Miguel Carbonell, la historia la escribimos todos los días, con nuestras acciones (y omisiones) del presente, las cuales tendrán su impacto en las generaciones venideras.

Desde la antigüedad, los libros de historia, nos evidencian que, en la mayoría de los cambios políticos, la sociedad ha sido una entidad parte en el desarrollo de la historia. Entendiendo por sociedad a ese conjunto de personas organizadas para cooperar en la consecución de determinados fines y que conviven bajo normas comunes.

La historia también nos habla de diversos cambios políticos, como por ejemplo la transición de la forma de gobierno de un estado. En donde a pesar de que hubo un cambio estructural, y tal vez radical, en la manera en que se gobernará ese estado, la conciencia colectiva de la sociedad de ese estado se sigue rigiendo por el principio de participación. Por mencionar un ejemplo: el cambio de gobierno de monarquía a república, en la Antigua Roma, donde el abuso por parte de la élite derivó en un hartazgo social.

Sin embargo, una gran cantidad de ciudadanos consideran que su participación en la vida política de su país termina al ejercer su obligación de votar en los comicios, mientras que otros ciudadanos consideran que su participación social no se puede limitar a la materia electoral, y son más de la idea que tan brillantemente expresó la antropóloga y poeta estadounidense, Margaret Mead:

“Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado”.

Es decir, mientras unos piensan que su participación social termina con su participación electoral, otro grupo de personas dedican ‘tiempo, dinero y esfuerzo’ para impulsar proyectos que consideran necesarios para el bienestar de la sociedad.

Por lo anterior, podríamos decir que ese grupo de ciudadanos comprometidos son aquellas personas que forman parte de la sociedad civil organizada, enfocadas, normalmente, a trabajar en un (dos o tres) tema social en particular, por ejemplo: medio ambiente, educación, seguridad, salud, y en el caso particular de Iniciativa Sinaloa, en la transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

Sin embargo, el común denominador de las asociaciones civiles (que forman parte de la sociedad civil organizada) es que no cuentan con los recursos ni humanos, ni financieros necesarios para poder realizar las acciones que se desearían, pero sobre todo, históricamente les ha faltado un recurso muy valioso para su óptimo funcionamiento, ese recurso es el respaldo social a sus acciones y proyectos.

¿Qué quiero decir con respaldo social?

Bien, no basta con que existan asociaciones civiles o activistas que trabajen e impulsen ante las autoridades competentes sus temas, sino que es necesario que las ciudadanas y ciudadanos muestren públicamente su apoyo a las asociaciones civiles y activistas con los que sientan cierta afinidad con los temas que desarrollan, para que éstas y éstos puedan desempeñarse y realizar las acciones políticas y legales necesarias con mayor seguridad y confianza, sintiendo un respaldo o cobijo por parte de sus conciudadanos.

En México, desafortunadamente hemos sido testigos de amenazas, homicidios y privaciones ilegales de la libertad en contra de activistas e integrantes de organizaciones civiles (y por supuesto, de periodistas) por el simple hecho de realizar las acciones que consideran pertinentes para generar un cambio positivo, esto evidencia la importancia de las acciones de las ciudadanas y ciudadanos en los cambios políticos-sociales de un estado, recordando que la sociedad siempre ha formado parte y por ende ha sido la autora de la historia que nos ha llevado y legado lo que hoy somos y tenemos.

Sociedad de la cual formamos parte Usted y yo, y que lo único que nos separa de generar ese cambio positivo en nuestro entorno, es la acción (el respaldo también es una acción).Tu acción u omisión de hoy, ya formará parte de la Historia. Atrévete a participar.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo