Reflexiones

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

El Protocolo de salud rebasado en el primer inning de la temporada

¿Le tomarían, al menos, la temperatura antes de que entrara al estadio?, la verdad no tengo idea. ¿Dejarían de vender cerveza hasta la séptima entrada? Pues quien sabe. Pero lo que sí se puede observar es que el protocolo sanitario fue rebasado.

El Chato mandó dos videos del juego inaugural de la temporada de beisbol de la Liga Mexicana del Pacífico. Lucía responde 4 minutos después con una pregunta “¿no que iban a sacar del estadio a quién no se comportara?” y Fidel escribió la siguiente respuesta “él se está comportando… como imbécil, pero se está comportando”

Si este “pseduo” aficionado quería sus 5 minutos de fama lo logró. Llamó la atención de muchas personas por su grotesca, exhibicionista e irresponsable actitud en este primer partido de beisbol. En su etílico comportamiento se bañó en cerveza, se quitó el cubrebocas, arrojó un vaso a otros aficionados y bailó al son de la banda.

Probablemente pensó que con ese baño del líquido ambarino el virus del COVID 19 se destruiría con el alcohol. Sería cuestión de preguntarle a los que sepan de esta pandemia si lo que hizo fue lo correcto. Total, el gel antibacterial con alcohol es una de las medidas preventivas que todos usamos para no contagiarnos.

Los protocolos sanitarios fueron completamente rebasados, eso es lo que se observa en el video. Un cúmulo de aficionados riéndose de su comportamiento, algunos de ellos sin cubrebocas, haciendo bola para observar al bailador espontaneo que se contoneaba con las notas.

Las autoridades indicaron que estarían vigilando que las disposiciones sanitarias se cumplirían y se respetarían. “que tratarían de controlar la salida de los aficionados”, ¿cómo le harían para cumplir este protocolo? ¿usarían una cinta métrica para que cada aficionado tuviera una “sana distancia”? O probablemente los elementos de seguridad pidieron “¡firmes, tomar distancia…ya!”, y cada aficionado intentó tocar el hombro del que tenía enfrente como en la secundaria cuando se hacía cola antes de entrar al salón.

¿Le tomarían, al menos, la temperatura antes de que entrara al estadio?, la verdad no tengo idea. ¿Dejarían de vender cerveza hasta la séptima entrada? Pues quien sabe. Pero lo que sí se puede observar es que el protocolo sanitario fue rebasado. Ahora a esperar 7 días para ver si los más de 8 mil aficionados tienen síntomas de contagio y de nuevo se trastoca la incertidumbre de una reactivación económica.

Probablemente los negocios asociados a la venta de fármacos e insumos médicos sí tengan una reactivación económica si consideramos que las fiestas por la naciente temporada beisbolera serían entre ayer y hoy en las diferentes plazas de la liga.

Con esto no estoy denostando a los reales aficionados, aquellos que sí cumplieron el protocolo y se comportaron como les fue indicado, ni tampoco crítico el que las autoridades hayan decidido que los estadios fueran abiertos y que se permitiera el acceso a estas personas.

No, ¡sí los critico ¡¿A quién se le ocurre congregar a 8 mil personas en aras de la “reactivación económica”?

Cada uno es libre de tomar sus propias decisiones. Sin embargo, considero que es difícil detener a este tipo de pseudo aficionados como también es difícil el controlar a 8 mil personas so pretexto de implementar un plan que fue completamente rebasado.

Huelga decir que los hospitales y el personal médico que ahí labora tiene toda la razón en quejarse, ya que son ellos los que al final del día se exponen a esta enfermedad, no en el anonimato de 8 mil personas, sino en la realidad de un contagiado que se presenta a demandar una atención médica porque fue a un estadio o porque tuvo contacto con alguien que se contagió por este evento masivo.

La aplicación de estrictas medidas de seguridad y el conminar a los ciudadanos a que actúen responsablemente es lo único que en el futuro tenderá el puente para una reactivación económica alejada de una falsa realidad que se escuda en un espectáculo deportivo que bien puede ser visto desde la seguridad de su casa.

Felicidades a mi compa que se pavoneó en el juego inaugural, el será el “héroe desconocido” que demostró a las autoridades que los protocolos de salud es una utopía montada en una sociedad ávida de una solución a esta pandemia.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo