Reflexiones

Arnulfo Valdez

¿Te gusta más el original o el cover?

Al final, el público es el que decide cuál es mejor y de ellos depende la relevancia del compositor.

Los covers son una cosa muy extraña. La definición de un cover es la intervención que hace un artista o banda a una canción escrita por otro compositor. Se puede decir que es un tipo de traducción, es una copia del original. La música en español ha traducido muchos éxitos, principalmente del idioma inglés. Porque ya sabes, según todo lo que venga de arriba es mejor. ¿Colonialismo cultural? Está bueno el tema.

Sin embargo, los covers pueden tener varias funciones. Es un recurso de mediación entre una lengua y otra, llevar música de un país a otro. Funciona como un reto para el que la adapta que de alguna manera se las tiene que ingeniar para que suene tan bien o mejor que la original. Por último, casi siempre por gusto (comercial), el revivir una canción. Muchos artistas toman canciones viejas para refrescarlas y homenajear al compositor o al primero que la hizo un hit. 

Es muy común que en algún momento de nuestra vida escuchemos primero el cover que la original y hasta nos damos cuenta de que nos gusta más. Quizá por lo extranjera que suena esa canción en comparación a la hospitalidad de la adaptación. También se le guarda un sentimiento, una canción la cual marcó un momento de tu vida. 

Presento una tercia de copias que me parecen interesantes por su composición y la manera en que fueron intervenidas por los involucrados:

Eros Ramazotti (1986) vs Chayanne (1990)

Hasta hace poco me enteré de que el exitazo de Chayanne, “Completamente enamorados” era una cover de Eros Ramazotti. Una canción de esencia baladosa rockera con cierta fuerza en la interpretación. En título italiano “Un nouvo amore” muy obvio de traducir al español, tiene una letra llena de metáforas que trata sobre encontrar y sentir un amor diferente:

Immaginare un nuovo amore / Imagina un nuevo amor
Che abbia gli occhi della fantasia / que tenga los ojos de la fantasía
Per dargli tutto il suo valore / para darle todo su valor
Nei miei momenti di malinconia / en mis momentos de melancolía

La versión de Chayanne, es más melosa. Lleva una onda más romántica, dirigida a una persona y eso lo vuelve un poco más pasional. Además habla de compartir el enamoramiento, te la apropias como si nada. En una plática con un amigo, me di cuenta de que me encanta la melodía y la cadencia de cada verso. Al contar con los dedos de las manos la métrica de la canción me di cuenta que son estrofas bien medidas:

Completamente enamorados (A)
Alucinando con nosotros dos (A)
Sintiendo morbo por primera vez (B)
Y por primera vez tocándonos (A)

Completamente enamorados (A)
Como borrachos, yo no sé de qué (B)
Entre las sombras de los árboles (B)
Nos desvestimos para amarnos bien (B)

A ver como en la primaria, cuéntele las sílabas y díganme si no son 10 por verso. En el primer verso durante la ejecución se ve la sinalefa, que es cuando se juntas dos vocales en la pronunciación (completamente enamorados), pero si ignoramos ese recurso se cuentan 10. En la última línea sí nos conviene utilizar la sinalefa ya que si no, contariamos 11 (para amarnos). Nos damos cuenta de que como un corrido tradicional, mantiene una métrica, esta baladita utiliza 10, y eso hace que la estructura se quede pegada. Noten ahora las rimas, A, A, B, A/ A, B, B, B, hay un equilibrio y un orden el cual hace que todo se mantenga en armonía. 

Mouth and MacNeil (1971) vs Liberación (1992)

La canción de Mouth and McNeil la escuché un día de ocio en mi cuarto de alguien que pasaba en su coche con la rolita a un volumen considerablemente alto. La canción del dúo holandés es de vibra hippy y ñoña, en donde ponen el amor sobre todas las cosas y el volver a empezar con la misma persona, claro pero en un sentido más carnal. Los compositores fueron  Hans van Hemert y Harry van Hoof, y su éxito fue número 1 en países nórdicos, también recibió en 1972 un premio por más discos vendidos en el extranjero por un musical holandés.

La canción de grupo Liberación, quizá más conocida por escucharla en alguna peda familiar, tiene forma de una tecno-cumbia y hasta un tono más jocoso que el original. Lo que llama mi atención es el paso del tiempo en esta adaptación, ya que transcurrieron 20 años para revivir el tema. En cuanto a la adaptación de la letra, es una traducción tal cual de la canción original sin saber quién fue el traductor. En su vinil La Fuerza del destino (1993) está registrado como (PENDIENTE):

How do you do  / Cómo estás tú
I thought Wa-na Na-na Na-na  / Qué tal si tú na, na, na, na
Just me and you and then we can Na-na Na-na
/ Si tú y yo volvemos a na, na, na, na
Just like before And you will say Na-na Na-na
/ A ser igual que ayer los dos, na, na, na, na
Hey that’s what I’m living for / Vivo sólo por tu amor

My chemical romance (2004) vs Pxndx (2005)

Este chisme es viejo, pero valdría la pena reflexionar sobre este cover que fue conflicto de “plagio”: “Miedo a las alturas” del supuesto compositor José Madero (“It’s Not a Fashion Statement, It’s a Deathwish” de Gerard Way). Hasta de reojo se ve la similitud entre las letras de estas canciones. Esto lo pueden ver en algunos videos y notas de internet que se tripean con el caso.

Es evidente que existe una apropiación que hace el compositor regio de la canción de My chemical. O bueno, lo llamaría ahora traductor. Supo calcar en otro papel el original, dejemos de lado la autoría. Acompañado de una buena producción (Adrián “Rojo” Treviño), supieron darle a esta versión la mezcla de oscuridad, venganza y riffs sacados de la tumba de otra canción para lograr que conectara con el público sin esfuerzo alguno.

Para ti con desprecio fue su disco-copia más popular, ganó  un disco platino por ventas; lograron pasar de una disquera modesta como Movie Records (NL) a una más pomposa como Warner; se ha ganado el corazón y el odio de su país. En fin, cultura pop mexicana.

Al final, el público es el que decide cuál es mejor y de ellos depende la relevancia del compositor. La mayoría de nosotros nos dejamos llevar por el intérprete y no los autores. También, tenemos a estos otros que intervienen en los compositores, los que transforman una cosa ya hecha en algo adaptado a su contexto cultural. Personas que en su mayoría son invisibles en comparación a los autores, pero que de algún modo nos han acercado, más que a una melodía, a toda una experiencia.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo