Reflexiones

Dr. Jorge Rafael Figueroa Elenes

El Sector Estratégico Farmacéutico, puede ser una de las vías para industrializar a Sinaloa

En México, operan 14 de las principales compañías farmacéuticas del mundo, lo que evidencia que el país tiene la capacidad para producir preparaciones farmacéuticas. Además, se tienen recursos e insumos pertinentes para la producción de los ingredientes activos, críticos y en alta demanda mundial.

El pasado 12 de octubre, el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno de México, presentaron el Atlas Prospectivo Territorial-Industrial para la Atracción de Inversiones. Se trata, dijeron, de una visión innovadora que impulsará inversiones en regiones específicas del país, potenciando así el desarrollo económico, social, ambiental y urbano. En el documento de presentación, reconocieron que los efectos socioeconómicos de la pandemia han impuesto retos significativos para el cumplimiento de la Agenda 2030 y han evidenciado fragilidades sociales y económicas en todos los países, incluyendo a México. Que, en consecuencia, para retomar una senda de desarrollo sostenible, el país requiere de propuestas innovadoras para atraer inversión en industrias que generen empleos de calidad, garanticen la sostenibilidad ambiental y faciliten la recuperación y el crecimiento socioeconómico.

El Atlas Prospectivo identifica cinco sectores estratégicos en donde México puede fortalecer sus cadenas de valor locales y nacionales para integrarlas al mercado internacional:

  1. Energía eólica: fabricación de aerogeneradores.
  2. Farmacéutica.
  3. Aeroespacial.
  4. Agroindustrial (chocolate-vainilla).
  5. Aplicaciones de productos derivados de la petroquímica.

A través de un enfoque en planificación regional y urbana, el Atlas identifica también cinco corredores con potencial de desarrollo para estos sectores por su desempeño económico y su vinculación territorial-industrial.

LEE MÁS: Sinaloa | Nuestras universidades, ¿fábricas de desempleados o emigrantes…?

  1. Para el sector eólico, el corredor Monterrey-La Laguna queconsidera a 38 municipios de Nuevo León, Coahuila y Durango.
  2. Para el sector farmacéutico, el corredor La Laguna-Culiacán que considera a 17 municipios en Durango y Sinaloa.
  3. Para el sector aeroespacial, el clúster Chihuahua, que considera a 8 municipios de este estado.
  4. Para el sector agroindustrial, el corredor Coatzacoalcos- Palenque que considera a 34 municipios de Veracruz, Tabasco y Chiapas.
  5. Para el sector petroquímico, que considera encadenamientos específicos con los otros cuatro sectores en 12 municipios; incluyendo 4 en Tamaulipas.

El propósito es que el Atlas Prospectivo permita a la Secretaría de Relaciones Exteriores (supongo que también a las Secretarías de Economía en los ámbitos nacional y subnacional), implementar una estrategia para atraer inversión a estas cinco regiones del país, las cuales cuentan con un alto potencial para consolidar una industrialización sostenible para reducir las brechas de desigualdad regional. Así, se dice, se espera que México avance hacia una senda de prosperidad compartida, a partir de un nuevo paradigma de desarrollo industrial, respetuoso del medio ambiente, generador de empleos bien remunerados y capaz de mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes.

Los organismos participantes en la elaboración del Atlas, reconocen que el papel de la economía y la competitividad de las ciudades se ha identificado como el camino hacia la recuperación de la región. Que, por lo tanto, es necesario identificar esquemas innovadores para la atracción de inversiones que, dada la coyuntura global de reorganización de las cadenas de valor, permitan la promoción de industrias de mayor valor agregado y capacidad de generación de empleos en la región, de tal forma que la prosperidad económica se extienda hacia las esferas territorial y social como un motor de cambio y progreso.

Se advierte que la propuesta de atracción de inversiones tiene como sustento la planificación urbano-regional, a partir de una perspectiva en que las economías de aglomeración sean la base de un desarrollo económico sostenido y sostenible que reduzca los impactos ambientales negativos y genere mejores condiciones de vida para la población.

La propuesta tiene como base el reconocimiento de que son las ventajas territoriales locales las que sustentan las fortalezas para la promoción industrial de México en el exterior, por lo que se trata de un enfoque innovador basado en los preceptos de la nueva economía geográfica.

LEE MÁS: México es la séptima potencia agroexportadora del mundo: SADER; vende a 192 países

Es importante decir también, que el proyecto sienta sus bases en el análisis de las cadenas globales de valor (CGV) para identificar sectores estratégicos con alto potencial de desarrollo en México, a partir de las ventajas que el país ofrece por su localización, integración comercial estratégica y desempeño económico. Para los sectores estratégicos, las ventanas de oportunidad derivadas de su reestructuración mundial, de la ruptura y acortamiento de sus eslabones productivos y de su reorganización regional, en el contexto por Covid-19, son elementos que también están presentes. Dado que además son consideradas las cadenas de valor a escala nacional y local, esta iniciativa integra en un mismo proceso la escala global y local del desarrollo industrial con enfoque territorial, proceso guiado por el impacto en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Todos los sectores estratégicos y todos los corredores con potencial de desarrollo son importantes y todos requerirían de un análisis específico, pero centraremos nuestra atención en la propuesta para el sector farmacéutico (en específico, se refiere a las preparaciones farmacéuticas que corresponden a los antisueros y productos inmunológicos modificados) y el corredor La Laguna-Culiacán que considera a 17 municipios en Durango y Sinaloa.

Para este sector, la Cadena de Valor inicia con el proceso de investigación y desarrollo seguido por la proveeduría de los ingredientes activos, por la manufactura de fármacos confiables que cumplan con los estándares de calidad, y por la comercialización y distribución. Los principales países exportadores son Suiza, Alemania, Irlanda, Estados Unidos, y Bélgica. En México, operan 14 de las principales compañías farmacéuticas del mundo, lo que evidencia que el país tiene la capacidad para producir preparaciones farmacéuticas. Además, se tienen recursos e insumos pertinentes para la producción de los ingredientes activos, críticos y en alta demanda mundial.

En el documento se precisa que este como el resto de los corredores fueron seleccionados siguiendo un proceso metodológico basado en datos e información disponible públicamente. Este proceso se sintetiza en los siguientes puntos:

  • Ubicación de unidades económicas de cada sector estratégico.
  • Identificación de la vocación municipal en cada sector estratégico con base en la productividad del sector entre 2014-2019.
  • Identificación de oportunidades de desarrollo, a partir del desempeño industrial y sectorial de los municipios entre 2014-2019.
  • Identificación de municipios con potencial para cada sector estratégico analizado.
  • Conformación de corredores territoriales, a partir de criterios de interconectividad municipal y en la configuración del fenómeno intermetropolitano subnacional.
  • Consideración de interacciones intermunicipales de índole social (vivienda, género, violencia) y medioambiental.
  • Identificación y análisis de las necesidades especiales para cada sector (cercanía a mercados internacionales, clima, suelos, áreas naturales protegidas, mano de obra calificada, etc.).

La aglomeración sectorial objetivo del Sector Farmacéutico está compuesta por 17 municipios de diferentes estados: 4 en Coahuila,6 en Durango, 1 en Zacatecas y 6 en Sinaloa. En conjunto dan forma a un corredor que conecta la Zona Metropolitana de La Laguna con la ciudad capital de Durango (Victoria de Durango) y la ciudad capital de Sinaloa (Culiacán).

LEE MÁS: Sinaloa Talent, plataforma que calcula las necesidades del sector productivo sinaloense

El estudio incluye también un análisis de la localización de las unidades económicas en el corredor, una categorización industrial de los municipios que lo componen, una referencia puntual con respecto a su ubicación estratégica, y un análisis de las actividades de producción, exportación, innovación y vínculos universidad-empresa de las unidades económicas del Corredor La Laguna-Culiacán. También se tienen ubicadas las unidades económicas que operarían como pivote (el corredor industrial registra 21 unidades económicas en la clase de preparaciones farmacéuticas, en su mayoría micro y pequeñas empresas, de las cuales 12, es decir, más de la mitad, se ubican en Culiacán) y las unidades económicas productoras de insumos secundarios para la cadena de valor.

Se identifican también las empresas de servicios y oferta académica disponibles en el corredor, la concentración industrial y el capital extranjero en la región, así como los niveles de innovación, capital humano y personal especializado. Además, la capacidad de los gobiernos locales y las problemáticas de la industria, la participación laboral femenina, los salarios, las horas trabajadas, las condiciones de las viviendas, la movilidad, el acceso a los servicios básicos, los indicadores de pobreza y en general las problemáticas sociales.

En la categorización del desempeño industrial de los municipios del corredor, Culiacán es considerado de desempeño B y es que con respecto a la ubicación de las unidades económicas del Sector Estratégico Farmacéutico (SEF) se encontró que es uno de los municipios más diversificados del sector dentro del corredor, ya que el 21 por ciento de los establecimientos del SEF se localizan en dicha demarcación. En el tema de participación de la mujer en la industria en el SEF, Culiacán muestra una participación moderada de las mujeres en la actividad económica del municipio. De igual manera, presenta una moderada disponibilidad de guarderías que se relacionan positivamente con la participación de las mujeres. Se concluye que se debe seguir incentivando la política de cuidados para una participación más equitativa de las mujeres en el SEF.

Respecto a las variables de atributos urbanos y el diagnóstico socioambiental, Culiacán destaca por ser uno de los municipios del corredor con más resultados sobresalientes. Tiene los porcentajes más altos de la zona de estudio del personal ocupado con educación superior en las unidades económicas manufactureras (58.2%) y de población con acceso a internet en la vivienda (46.6 %), superando en ambos casos a más del doble la media nacional. En el tema del empleo, tiene el segundo mayor porcentaje de población femenina en la PEA (39.5%) y el segundo salario más alto de los municipios en el corredor. Además, en Culiacán, las condiciones de la vivienda son considerablemente favorables, mostrando uno de los porcentajes más bajos de personas que no cuentan con seguridad en la tenencia (41.5%), así como una de las cifras más bajas de viviendas autoconstruidas (13.3%), ambos inferiores a los promedios nacionales.

LEE MÁS: La necesidad de movernos del III cuadrante, en donde están las regiones poco dinámicas y con bajo PIB per cápita

Sin embargo, Culiacán se enfrenta a diversos retos.

Primero, es uno de los cinco municipios del corredor en los que las unidades económicas de las clases del SEF reportaron las ocho problemáticas de Censos Económicos (2019), en donde el gasto en trámites gubernamentales es el principal conflicto para sus operaciones. Segundo, el empleo en las unidades económicas manufactureras se caracteriza por tener un porcentaje de subcontratación seis veces más alto que la media nacional y por ser uno de los casos en los que la jornada laboral rebasa las 9 horas. Tercero, tiene la tasa de utilización de transporte público más baja en el corredor (1.32). Finalmente, es 1 de los 3 municipios en los que el número de robos por cada 10 000 habitantes es mayor de 50 y el consumo de agua de las unidades económicas del sector 31-33 (industrias manufactureras) es el segundo más alto del corredor, superior al promedio nacional.

Dado que no es este el espacio adecuado para extenderme más, solo diré que después de analizar los factores que validan a la industria farmacéutica como un sector estratégico desde el punto de vista territorial y los factores que validan al Corredor la Laguna-Culiacán como región detonadora para el desarrollo del SEF, la propuesta me parece una excelente oportunidad para iniciar en Sinaloa un proceso de reestructuración productiva en la búsqueda de mejores escenarios de competitividad, y prosperidad económica y social. Es un documento que las autoridades en la entidad en materia económica, el sector empresarial, las Instituciones de Educación Superior y los académicos deberíamos tomar muy serio, y aprovechar este extraordinario trabajo que los organismos señalados han realizado para proporcionar a las economías subnacionales alternativas para atraer mayores inversiones en sectores estratégicos y de rápido crecimiento. 

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo