Reflexiones

Dr. Jorge Rafael Figueroa Elenes

En economía, Sinaloa inició el 2022 entre un muy bajo crecimiento y un crecimiento medio

¿Qué tanto está haciendo Sinaloa para aprovechar las oportunidades que los nuevos entornos económicos están ofreciendo?

A finales del pasado mes, el INEGI dio a conocer a través del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), el comportamiento de las economías regionales en el primer trimestre del 2022, periodo que podría considerarse para la economía nacional y regional el séptimo trimestre de recuperación económica, si lo calificamos así a partir del tercer trimestre del 2020. Con estos datos tenemos el primer trimestre completo del gobierno de RRM, del que ya habíamos analizado los primeros dos meses de su gestión, correspondientes estos al último bimestre del 2021. 

Considerando cifras desestacionalizadas, se observa que, para Sinaloa, al comparar el primer trimestre de 2022, con el último trimestre del 2021, la variación trimestral del ITAEE fue de -1.2 por ciento, ubicándose con ello en el lugar 29 en el ámbito nacional, en una lista en la que 18 entidades federativas crecieron más que el país (1.0%) y 6 presentan variaciones negativas. Las entidades con los mayores crecimientos han sido, Hidalgo (4.7%), Aguascalientes (4.2%) y San Luis Potosí (3.8%), mientras que las mayores caídas se observaron en Nayarit (-4.2%), Quintana Roo (-2.8%) y Veracruz (-2.3%). En la variación anualizada, que compara el primer trimestre del 2022 con el también primer trimestre de 2021, Sinaloa presenta una variación de 2.7 por ciento ubicándose en el puesto 13 en el ranking nacional. En este caso, siete entidades federativas presentan variaciones negativas y 14 crecieron más que el país (2.5%). Los mejores lugares son para Baja California Sur (12.5%), Tabasco (12.4%) y Quintana Roo (12.0%). Los últimos corresponden a Campeche (-6.4%), Aguascalientes (-4.7%) y Coahuila (-2.8%).

La variación anualizada de la economía sinaloense, pero considerando cifras originales, muestra que el primer trimestre del 2022, al compararlo con el mismo trimestre del año anterior (2021), presentó un incremento de 2.5 por ciento, cifra que ubica a la entidad en el lugar 14 en el conjunto de las entidades federativas, grupo en el que 19 presentan variaciones positivas. Con esta cifra, Sinaloa presenta en forma consecutiva su cuarta tasa positiva después de acumular cinco trimestres con tasas negativas, todos los del 2020 y el primero del 2021. Estos cuatro trimestres corresponden a los dos últimos de QOC y los dos primeros de RRM.

LEE MÁS: Empresarios festejan la aprobación de la Ley de Prestación de Servicios Inmobiliarios

El crecimiento de la economía sinaloense en este primer trimestre del 2022 ubica a la entidad en el grupo de entidades con crecimiento medio, por encima del crecimiento nacional, que fue de 1.6 puntos porcentuales. En el periodo, 19 entidades federativas presentaron tasas de crecimiento superiores a la media nacional, destacando los casos de Tabasco (12.6%), Baja California Sur (12.1%) y Quintana Roo (10.2%). En la parte baja de la tabla, encontramos a Campeche (-6.4%), Aguascalientes (-3.9%) y Coahuila (-2.8%).

Por actividades económicas, las actividades primarias, para este primer trimestre de 2022, presentan una variación de 6.1 por ciento, obteniendo el lugar 9 en el ámbito nacional. Para este periodo, del conjunto de las actividades productivas desarrolladas en la entidad, es la que presenta la variación más alta. Así, con la información del primer trimestre del 2021, la actividad se sigue recuperando al acumular dos trimestres con variaciones positivas después de tres trimestres con tasas negativas. Con este dato, el promedio de crecimiento de la actividad en lo que va del gobierno de RRM es de 3.4 por ciento.

Las actividades secundarias crecieron 2.9 por ciento en este trimestre, con lo que se acumulan ya cuatro trimestres con cifras positivas, para continuar superando una racha de ocho trimestres (dos años) con tasas negativas. Son, además, las actividades económicas que presentan la segunda mayor tasa de crecimiento en este periodo. Con ello, en Sinaloa, la tasa promedio de crecimiento de las actividades secundarias, tomada desde el inicio de la gestión de RRM es de 4.4, convirtiéndose, por ahora, en las actividades más dinámicas dentro de la estructura productiva de la entidad.

Por su parte, las actividades del sector terciario muestran también una recuperación en el periodo, ya que presentan una variación anual de 1.8 por ciento, con lo que suman ya cuatro trimestres con tasas positivas. Sin embargo, las actividades terciarias son las que muestran la menor dinámica de crecimiento al inicio del 2022 y, además, en el plano nacional, el dato ubica a la entidad en el lugar 17 en cuanto a la dinámica por entidad federativa para las actividades terciarias, resultado de presentar una de las menores dinámicas de crecimiento en el conjunto de las entidades federativas.Las actividades terciarias tienen ahora una variación promedio de 3.2 por ciento para el periodo completo de RRM. Son las de menor dinámica en el conjunto de las actividades productivas de la entidad

En resumen, la economía de nuestra entidad, desde octubre de 2021 y hasta marzo del 2022, en promedio creció alrededor de 3.4 por ciento considerando variaciones anuales y a una tasa de 0.4 por ciento cuando se considera el promedio de las variaciones de cada trimestre con respecto al inmediato anterior (variaciones trimestrales). Como se ha señalado, los datos recién conocidos para el primer trimestre de 2022 muestran que para la economía sinaloense en su conjunto se ha presentado una tasa de crecimiento que nos ubica en los lugares 29 (debido a variación trimestral) y 13 (debido a variación anual) en el plano nacional. Puede observarse que las cifras de la economía sinaloense en este periodo fueron impulsadas fundamentalmente por las actividades primarias y un poco menos por las secundarias. Cabe precisar que la dinámica del sector secundario obedeció fundamentalmente al crecimiento de la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final (8.3%) y la Construcción (4.0%), mientras que, en las actividades terciarias, el Comercio aportó un crecimiento de 4.1 por ciento.

EN LA RECUPERACIÓN DESPUÉS DE LA CRISIS PROVOCADA POR LA PANDEMIA ¿CÓMO VAMOS? ¿CÓMO HAN EVOLUCIONADO LAS ECONOMÍAS SUBNACIONALES A PARTIR DEL TERCER TRIMESTRE DEL 2020?

Se considera que a partir del tercer trimestre del 2020 las economías regionales comenzaron a superar la etapa más crítica provocada por los efectos de la pandemia. Este proceso de recuperación ha sido heterogéneo y en buena medida se debe a las actividades predominantes en las estructuras productivas de cada entidad.

El INEGI reportó que, a tasas trimestrales, la economía nacional mostró las primeras señales de recuperación en el tercer trimestre del 2020, con un avance del 13.6 por ciento con respecto al trimestre previo, destacando las actividades secundarias cuyo crecimiento fue del 22 por ciento, contra 7.4 y 8.6 por ciento de las actividades primarias y terciarias, respectivamente. Posteriormente, se reportaron aumentos a tasas trimestrales de 3.6, 0.4 y 1.2 por ciento en el último trimestre del 2020 y los dos primeros del 2021. Sin embargo, en el tercer trimestre del 2021, se presentó una caída del -0.6 por ciento. Luego, en el último trimestre (0.2) del 2021 y los dos primeros del 2022 (1.0 por ciento en ambos trimestres) se han presentado variaciones muy bajas, pero positivas.

Para observar la consistencia del proceso de recuperación en las economías regionales a partir del tercer trimestre del 2020, he tomado, con cifras desestacionalizadas, el promedio de las variaciones trimestrales considerando los últimos siete trimestres (los dos últimos del 2020, todos los del 2021 y el primero del 2022). En principio, hay 22 entidades federativas que muestran una variación promedio trimestral superior al promedio nacional (2.6%). Para destacar, que las primeras posiciones las ocupan entidades federativas cuya economía se basa fundamentalmente en las actividades turísticas y que en el top 10 se encuentran 7 entidades en las que la industria manufacturera es relevante y sus economías están ligadas al sector exportador. La lista la encabezan Baja California Sur (6.5%), Quintana Roo (5.9%), Guerrero (4.2%), Baja California (4.1%) y Nuevo León (3.9%). Con esto se confirma que la economía nacional está siendo impulsada fundamentalmente por las regiones que están recuperando el turismo que habían perdido por la pandemia y por aquellas que les caracteriza su condición de industrializadas y que mejor aprovechan el vínculo de la economía nacional con la economía de Estados Unidos y las nuevas condiciones que está imponiendo la apertura comercial y el T-MEC.    

El resto de las regiones tendrán que esforzarse más para superar pronto las condiciones que no les favorecen, en tanto sus economías están más vinculadas a las actividades primarias y los servicios. En el fondo de la tabla se ubican Campeche (-0.4%), Colima (1.5%) y la CDMX (1.7%), prácticamente las mismas que reporté hace cuatro trimestres. Sinaloa, con una variación promedio de 2.5 por ciento se ubica en la posición 23, debajo de la media nacional y en el grupo de entidades con lenta recuperación.  Esta mala condición se confirma si observamos que, para el 2021, mostró un crecimiento promedio (a partir de las variaciones anuales en cifras originales) de 4.8 por ciento ubicado en la posición 27.

Los estados del norte aprovechan su condición de frontera con Estados Unidos y los beneficios del Programa de Estímulos Fiscales en la frontera norte y sur; los estados del Bajío siguen aprovechando la apertura comercial y atrayendo Inversión Extranjera Directa; los del sur-sureste ya empiezan a recibir el impacto positivo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y la construcción de infraestructura ferroviaria, aeroportuaria, portuaria, energética e industrial; las entidades líderes en turismo ya recuperaron su dinámica y siguen creciendo; Nayarit avanza con los estudios de factibilidad para la creación del Puerto Nayarit Corredor del Norte, llamado a ser uno de los más importantes del mundo y; diversos estados se preparan y hacen las gestiones para aprovechar la relocalización de empresas en nuestro país, principalmente las provenientes de Asia, dadas las afectaciones que ha sufrido la logística de transporte internacional.

LEE MÁS: ¿Cuál es el Modelo de Desarrollo Inclusivo que impulsa la Coparmex?

En este escenario, ¿qué tanto está haciendo Sinaloa para aprovechar las oportunidades que los nuevos entornos económicos están ofreciendo? ¿Podremos pasar en esta coyuntura del papel de espectadores pasivos al de protagonistas activos y dinámicos? Ojalá que sí, porque el tiempo no se detiene.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo