Reflexiones

Dr. Jorge Rafael Figueroa Elenes

En el país, las entidades de las regiones Norte y Centro Norte se recuperan más rápido. Sinaloa muestra una lenta recuperación

Sinaloa con una variación promedio de 5.8 por ciento se ubica en la posición 19, debajo de la media nacional y en el grupo de entidades con lenta recuperación. 

La semana pasada, el Banco de México publicó el Reporte sobre las Economías Regionales, correspondiente al segundo trimestre del 2021. Este documento presenta los indicadores y el análisis que el Banco de México produce sobre la evolución de la actividad económica, la inflación y las expectativas de los agentes económicos en las distintas regiones que conforman el país. Para el análisis, el estudio organiza las entidades federativas por regiones: norte, centro norte, centro y región sur. La región norte incluye: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas; el centro norte considera: Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas; el centro lo integran: Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, y el sur está compuesto por: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

El documento señala que, en general, se aprecia que todas las regiones han contribuido a la recuperación de la actividad económica nacional durante el segundo trimestre del presente año:

Se establece que las actividades terciarias parecen ser las que mayormente han contribuido a la recuperación, toda vez que se observa una desaceleración en la dinámica de las actividades secundarias, aunque estas muestran un comportamiento heterogéneo entre regiones y sectores. Para estas actividades se destacan también los problemas enfrentados por la industria manufacturera debido a la escases de ciertos insumos y, en la región sur, el avance en el sector de la construcción.

Por regiones, la norte y la centro norte parecen haber cerrado más rápidamente la brecha con respecto a los niveles de actividad económica observados antes de la pandemia en el primer trimestre del 2020, de esta manera los mayores rezagos se siguen presentando en las regiones centro y sur. En buena medida esto se debe a que para el segundo trimestre del 2021 se espera un comportamiento heterogéneo de las actividades manufactureras en las regiones, sobre todo considerando que el peso de las actividades manufactureras en los productos estatales muestra diferencias relevantes.

Siguiendo con las actividades secundarias, se estima que, en el norte y las entidades del centro norte, la minería presente una contracción en el segundo trimestre del año 2021 con respecto al trimestre previo, al mismo tiempo se espera una expansión para estas actividades en los estados del sur. Como antes se señaló, la construcción sigue avanzando en el sur del país, mientras en el resto se ha contraído y se sigue manteniendo en niveles bajos.

LEE MÁS: Reactivará Sinaloa minería y construcción

Por lo que corresponde a las actividades terciarias, se observa que la actividad comercial se expandió en todas las regiones, ya que se esperan, en todos los casos, variaciones trimestrales positivas en el segundo trimestre de este año. De igual manera, la actividad en el sector turístico ha seguido recuperándose durante los meses de abril, mayo y junio del 2021, en prácticamente todas las regiones del país, aunque sigue sin alcanzar los niveles que se tenían antes de la pandemia. Esto se aprecia particularmente en la región centro.

LEE MÁS: Sinaloa recupera turismo a un año de la pandemia; Mazatlán tercer lugar nacional

El análisis hecho por el Banco de México se basa en las expectativas del comportamiento del ITAEE en el segundo trimestre del 2021, cifras que serán publicadas por el INEGI el 28 de octubre de este año. Por eso, el comportamiento individual por entidades federativas se conoce solo hasta el primer trimestre del 2021. Entonces, si consideramos que fue en el tercer trimestre del 2020, cuando las economías regionales mostraron las primeras señales de recuperación de la crisis económica provocada por el Covid-19, tendríamos tres trimestres para evaluar su grado de recuperación, los últimos dos del 2020 y el primero del 2021. Además de los datos que nos adelanta el Banco de México hasta la mitad del 2021.

Como el Banco de México lo señala, el proceso de recuperación ha sido más lento en unos lugares que en otros. En ello, mucho han tenido que ver las actividades predominantes en las estructuras productivas de cada entidad y la forma en la que los gobiernos locales han buscado aprovechar las nuevas condiciones existentes en el país.

Para observar la consistencia del proceso de recuperación en las economías regionales a partir del tercer trimestre del 2020, se calculó, con cifras desestacionalizadas, el promedio de las variaciones trimestrales considerando los últimos tres trimestres (los dos últimos del 2020 y el primero del 2021). En principio se aprecia que hay 14 entidades federativas que muestran una variación promedio trimestral superior al promedio nacional (6.4%). Podemos destacar que a Baja California Sur (12.8%) y Quintana Roo (10.9%), dos entidades en donde la actividad turística es predominante, les corresponden las primeras posiciones del ranking nacional y, después, en las siguientes posiciones destacan entidades en las que la industria manufacturera es relevante y sus economías están ligadas al sector exportador. La lista la encabezan Puebla (10.1%), Aguascalientes (9.4%) y Coahuila (8.8%). Por regiones, la mayor dinámica y en consecuencia una más rápida recuperación se observa en las regiones centro norte (6.9%) y norte (6.8%), por lo que las recuperaciones más lentas corresponden a las regiones sur (5.6%) y centro (6.2%). 

LEE MÁS: Un gran acierto la iniciativa para crear la Alianza del Pacífico: “Noroeste Mexicano en Transformación”

Con esto se confirma que el impulso de la economía nacional y sus regiones después de la reapertura de la economía nacional ha favorecido y lo seguirá haciendo en los próximos meses a las economías subnacionales que mejor puedan aprovechar el vínculo de la economía nacional con la economía de Estados Unidos y las nuevas condiciones que estará imponiendo la apertura comercial y el T-MEC.

El resto de las regiones enfrentarán más dificultades y se les complicará superar las condiciones que no les favorecen, en tanto sus economías están más vinculadas a las actividades primarias y los servicios. Por lo pronto, en el fondo de la tabla se ubican dos entidades ligadas a la producción de petróleo (Campeche y Tabasco) y la CDMX a la que mucho le ha afectado tener una economía basada fundamentalmente en los servicios.

En este escenario, Sinaloa con una variación promedio de 5.8 por ciento se ubica en la posición 19, debajo de la media nacional y en el grupo de entidades con lenta recuperación. 

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo