Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

En “modo” avión

Si el avión se usa, se vende o se rifa, es algo que debe resolverse pronto y dar vuelta a la página, no seguirlo usando como distractor para no hablar de otros temas.

Durante su mañanera de este lunes en el hangar de la Fuerza Aérea donde es resguardado el avión presidencial, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo puso muy en claro ante los resporteros: el tema sería el avión presidencial y nada más.

Les pidió amablemente a los periodistas ahí convocados que no le hicieran preguntas de otros temas.

Es así como al Presidente le gusta manejar la agenda nacional y responder sólo preguntas sobre aquellos temas que a él le interesan. No los que le interesan a la prensa, no los que le interesan a la sociedad. Es él y sus temas. Él y su verdad. Él y sus datos.

A una semana de que el avión Presidencial llegara al aeropuerto de la Ciudad de México proveniente de California, donde estaba resguardado, el Presidente decidió dar su conferencia mañanera teniendo el avión como escenografía. Tras de él una aeronave imponente, símbolo de la corrupción de un pasado reciente.

La conferencia incluyó un recorrido a los reporteros por el interior de esta aeronave para que constataran una vez más los lujos faraónicos con que cuenta y que eran disfrutados por Enrique Peña Nieto, sus colaboradores, amigos y hasta familiares.

Cierto, el avión es un exceso, es una ofensa para millones de mexicanos que viven en la pobreza. Cierto que no debió hacerse ese gasto que nos sigue costando a los mexicanos. Claro que ofende y molesta, pero ya se hizo y ahí está.

Si el avión se usa, se vende o se rifa, es algo que debe resolverse pronto y dar vuelta a la página, no seguirlo usando como distractor para no hablar de otros temas.

El Presidente sacó de nuevo este tema quizás porque sólo se ha vendido el 25% de los cachitos de lotería  y el sorteo será en septiembre. Hizo un llamado a la gente a comprar su boleto, pero se le olvida que millones de mexicanos no tienen trabajo ni ingresos y que no están en condiciones de destinar 500 pesos para entrarle a la mentada rifa.

Preocupa pues, la actitud del Presidente porque la situación en el país no está para hablar sólo de los temas que él quiere. No olvidemos que van más de 44 mil muertos por covid. Los narcos controlan amplios territorios del país y además lo presumen. La economía está por los suelos. Hay Más de 12 millones de personas que han perdido el empleo a causa de la pandemia. Hay inundaciones graves en Tamaulipas y Nuevo León por el huracán “Hana”, más lo que usted le quiera agregar.

Ah, pero la prioridad de López Obrador en la mañanera fue exhibir lo lujoso que es el avión presidencial y hasta cuestionar que lo hayan bautizado con el nombre de José María Morelos.

Otra vez el pasado y su manido discurso anticorrupción. Ni hablar, tenemos un Presidente en “modo” avión que prefiere seguir hablando del pasado para que no le hablen del presente…

LIBRETA DE APUNTES

Una buena para el alcalde de Culiacán Jesús Estrada Ferreiro: se están reparando aquellas alcantarillas rotas que representan un peligro en esta temporada de lluvias. Son obras pequeñas que quizás no se miran ni dan para presumir, pero que pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte durante un aguacero.

entrelí[email protected]

twitter: @valdez_verde

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo