Reflexiones

Alejandro Luna Ibarra

Habrá “piso parejo” en el SNTE 27 | Que no hay “línea” para nadie

A pesar de la contundencia de las afirmaciones del secretario de organización del CEN del SNTE, en el sentido de que “no hay línea”, los aspirantes continuaron teniendo dudas respecto la justeza del proceso.

La elección de dirigente de la sección 27 del SNTE podría concretarse durante la segunda quincena de este mes de octubre ya que han desaparecido las razones por las que se había suspendido: se tiene semáforo epidemiológico en verde y ya se autorizó el regreso a clases presenciales, según trascendió el fin de semana luego de que estuviera en Sinaloa Juan Manuel Armendáriz Rangel, secretario de organización del CEN del SNTE, quien se reunió con aspirantes a la dirigencia seccional para asegurarles que “no hay línea”. Que el dirigente nacional del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, no tiene candidato para dirigir la sección 27 del SNTE y que tiene mucho interés en que se desarrolle una elección justa y democrática, y conminó a los aspirantes a dialogar y ponerse de acuerdo para sacar adelante el proceso.

Trascendió además que el fin de semana se procedería a revisar el padrón electoral por delegaciones y que ya se había solicitado ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje la reactivación de la convocatoria emitida antes de la pandemia, por lo que bien se podría continuar con la validación del registro de las cuatro planillas que lo solicitaron y en 10 días más realizar la elección.

Según fuentes cercanas al SNTE, algunos de los aspirantes le manifestaron a Armendáriz Rangel, una dura crítica contra el dirigente de la sección 27, Edén Inzunza Bernal y contra el representante del Comité Ejecutivo Nacional, Noé Rodríguez García, por usar los recursos y la estructura del SNTE para favorecer la candidatura de Genaro Torrecillas, aspirante a la secretaría general de la sección por la planilla naranja, considerada la planilla oficial, por lo que el secretario de organización del CEN les habría asegurado que “habrá piso parejo” en la elección, que el líder nacional no tiene ningún favorito y que se reconocerá el triunfo de quien gane.

A la reunión con Armendáriz Rangel habrían asistido el secretario general de la sección, Edén Inzunza, el representante del CEN de SNTE, Noé Rodríguez García, Genaro Torrecillas, candidato de la planilla naranja, Jaime Valdez, candidato de la planilla blanca y Sergio Campas, candidato de la planilla verde  –no asistió Carlos Rea, de la planilla tinta (no quedó claro si no fue localizado o decidió no asistir)–.

A pesar de la contundencia de las afirmaciones del secretario de organización del CEN del SNTE, en el sentido de que “no hay línea”, los aspirantes continuaron teniendo dudas respecto la justeza del proceso, basados en el historial de prácticas irregulares de Edén y Noé desde antes de que apareciera la convocatoria, en favor de la panilla oficial, sin embargo, el candidato de la planilla naranja, Genaro Torrecillas, estuvo realizando reuniones de proselitismo en Escuinapa, Mazatlán, El Fuerte, Ahome, Guasave y la región del Évora, a las cuales ya no se presentaron Edén Inzunza y Noé Rodríguez, ni se usaron los vehículos oficiales con el logo del SNTE, como se había venido haciendo antes de la reunión con Armendáriz, lo que se podría interpretar como que el mensaje de que “no hay línea” y de que “habrá piso parejo” de Alfonso Cepeda, sí va en serio.

El dirigente nacional del SNTE parece haber logrado un nuevo acuerdo con el presidente –después de la alianza electoral del seis de junio–, a partir de intervención para promover el regreso a clases presenciales, lo que le ha dado una bocanada de aire fresco que podría llevarlo a concluir su gestión hasta el 2024, sin embargo, está obligado a cumplir su compromiso de permitir la renovación de la dirigencia del SNTE mediante procesos verdaderamente democráticos.

Es decir, aunque Cepeda Salas fue electo para un periodo que termina hasta el 2024, el eventual incumplimiento de las orientaciones de la reforma laboral y los acuerdos del TEC-MEX con Estados Unidos y Canadá, que establecen la democracia sindical, podrían provocar su salida anticipada, por lo que seguramente preferirá mantenerse en la dirigencia nacional y organizar procesos democráticos en las secciones, que poner en riesgo su permanencia al frente del SNTE, de ahí que esté interesado en promover el diálogo con las expresiones locales y permitir el surgimiento de nuevos liderazgos que vayan a fortalecer al SNTE, como lo manifestó Juan Manuel Armendáriz.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo