Reflexiones

Leónidas Alfaro Bedolla

La 4T avanza, por eso ya no es solo una esperanza sino una realidad

El paradigma que estamos construyendo se basa en la convicción de que es más fuerte la generosidad que el egoísmo: Andrés Manuel López Obrador.

HACIA UNA ECONOMÍA MORAL, es el libro que nuestro presidente publicó el pasado mes de noviembre de 2019, con el sello de Editorial Planeta. La frase que inicia este comentario, aparece al comienzo del mensaje de la contra portada, se entiende que es del mismo autor. Luego de un espacio en letras más pequeñas, aparece lo siguiente: Este libro permite entender con claridad la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador de una economía nacional basada en la prosperidad general de la población y la restructuración de los organismos, las instituciones y, sobre todo, las prácticas políticas y sociales para servir al bien común y propiciar un verdadero Estado de bienestar.

Y en efecto, da claridad a la propuesta. Y también da claridad a las causas y motivos que provocaron tan importante y necesaria decisión. Se refiere a la nefasta noche del neoliberalismo que duró 30 años, cuyos culpables principales cito aquí con sus iniciales, son tan conocidos que no se necesita más: csg, vf, ez, fc y epn. Explica AMLO en su libro, cómo ellos modificaron leyes y dieron todo tipo de facilidades, para privatizar bienes naturales, empresas y bancos a favor de empresarios rapaces nacionales y extranjeros; sin importarles dejar en el atraso, el hambre y la ignorancia al pueblo mexicano. Pensaban únicamente en sus beneficios personales, y jamás pensaron en que lo pagarían con el desprecio y el repudio, no nada más de millones de mexicanos, sino también de millones más en el mundo, porque gracias a ellos, México estaba estigmatizado como uno de los países más corruptos del orbe, cosa que todo el mundo sabe.

Basado en los datos que aporta el libro, citaré, grosso modo, de las acciones de más impacto con las que fueron cavando el desastre neoliberal:

Se robaron, mediante fraude electoral, la presidencia del país dos veces, esto fue en el 2006 y 2012. Vendieron más de 200 empresas propiedad de la nación, entre las más importantes, la mina de Cananea, Altos hornos de México, y varios bancos. Concesionaron más de 120 mil millones de hectáreas, 60% del territorio nacional a empresas mineras por 50 años. Socavaron a la Comisión Federal de Electricidad, para debilitarla, sobornaron a legisladores para reformar leyes que les permitieran entregarla a empresas nacionales y extranjeras, como Iberdrola, que ahora venden el 46% del consumo eléctrico del país. A Pemex les debilitaron las refinerías, y firmaron contratos falaces para la explotación de mantos petrolíferos, amén de haberle cometido fraudes y también sobornos de escándalo. Anularon la gratuidad de la educación media y superior, con el avieso fin de privatizarla; como ejemplo, recuerdo como la UAS, en tiempos del ex rector Héctor Melesio Cuén, quién hasta la fecha se mantiene como un cacique de la institución, miles de estudiantes eran rechazados por no haber pasado el examen de admisión. Aumentaron el IVA del 10 al 15%. Entregaron las AFORES a empresas financieras nacionales y extranjeras. Con el FOBAPROA, convirtieron las deudas privadas en deuda pública aumentándola con 1 billón 200 mil millones de pesos, obligando un pago anual por intereses de 800 mil millones. Permitieron la condonación de impuestos a empresas nacionales y extranjeras, causando un déficit a la Hacienda pública por más de 200 mil millones anuales promedio, dinero del pueblo que iba a dar a los bolsillos de empresarios y funcionarios ladrones. Modificaron la ley de telecomunicaciones y radiodifusión, nulificaron el derecho de las audiencias, coartando a la Secretaría de Gobernación supervisar los contenidos, dejando sin sanción el incumplimiento del respeto a los derechos de las audiencias infantiles y a la diversidad, así se omite observar el uso del lenguaje en la radio, y las imágenes en la televisión. Con esto, han provocado que en los medios en general, pero principalmente en la radio y la televisión, se haya desatado el desorden, imponiendo en muchos casos la promiscuidad, el uso de palabras soeces que denigran y ofenden a una nación que posee una cultura basta y rica.

Como antes se dijo, todo este desastre provocó decisiones enérgicas y decisivas que ya se están dando con La Cuarta Transformación -4T-. Está siendo posible con la anuencia y aporte moral, pero también participativa, de millones de mexicanos que estamos conscientes, que para derrotar al monstruo, no hay otro camino que conocerlo, estudiarlo y hacerlo entender, que de cualquier forma, será derrotado totalmente.

El avance de convencimiento es atizado por nuestro líder, el Presidente Andrés Manuel López Obrador que no se arredra ante nada, y tampoco descansa para hacer lo necesario; día a día se reúne con su gabinete para atender todos los asuntos, en especial: extirpar el cáncer de la corrupción, que ha sido, y es todavía una prioridad, le siguen Seguridad, Salud y Educación; sin dejar de atender la vigilancia para que se cumplan las obras en proceso, son seis las más importantes, pero existen centenas más por todo el país auspiciadas por el gobierno federal. Ante esto, los mexicanos que estamos convencidos, estamos dispuestos a colaborar en lo necesario. Cada frente de trabajo, sea del sector público o privado, hemos de sostenerlo, poniendo por delante la honestidad y el sentido democrático.

La 4T avanza, por eso ya no es solo una esperanza, sino una realidad que ya se siente, por ahora principalmente, gracias al gobierno federal. Tenemos la esperanza, que, con el gobierno de Rubén Rocha Moya, también, en corto tiempo podamos decir lo mismo de Sinaloa.

Nota de mis dos lectores. ¡Cómo la ves Cirilo! Se le nota lo lurio al escribano. Sí Proculo, trae el acelerador hasta el fondo. Voy a leer Hacia una economía moral, a ver por qué tanto alucine. Oye, no será que fumó de la buena. Leo, y luego te digo.

Fuente de datos: Libro: Hacia una economía moral.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo