Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

La 4T “reforma” con hacha y no con bisturí

Llama poderosamente la atención la manera en que la 4T ha dado por desaparecer todo lo que no le gusta al Presidente, bajo el discurso del combate a la corrupción, pero sin dar más argumentos que eso y sin probar esa mentada corrupción.

El pleno de la Cámara de Diputados, con los votos de Morena, Partido Encuentro Social y Partido Verde, aprobó sin mayores problemas la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), que actualmente cuenta con 6 mil 861 millones de pesos. Además se estableció que al cierre del año, los recursos que no sean utilizados para reconstrucción, sean regresados a la Secretaría de Hacienda.

Así, de ahora en adelante en cada proyecto de Presupuesto de Egresos se deberán incluir previsiones económicas para atender los daños ocasionados por los fenómenos naturales, como si los gobiernos de los estados tuvieran una bola de cristal para adivinar cuàntos huracanes o inundaciones tendrán al año.

La cuestionada desaparición del Fonden ocurrió justo en los momentos en que el Huracán “Delta”, uno de los más fuertes en los últimos 15 años, azotaba la península de Yucatán. Por fortuna el huracán no causó daños mayores y digamos que tuvo respeto por las bellas playas del caribe mexicano. ¿Pero qué hubiera pasado si este fenómeno se hubiese ensañado con esa región del país como ha ocurrido históricamente?, ¿De dónde saldrían los recursos para la reconstrucción y el apoyo a los damnificados?

Ya en días previos, las intensas lluvias y el desbordamiento de los ríos en Tabasco habían dejado más de 600 mil personas damnificadas por daños en sus viviendas. A la fecha miles de familias reclaman apoyos que no han llegado porque no hay hasta el momento un plan de contingencia. Es más, el mismo Presidente no se ha presentado a recorrer las zonas afectadas a pesar de tratarse de sus paisanos.

Pese a las divisiones al interior de Morena y el voto del PT en contra, la mayoría morenista impuso la extinción de otros 108 fideicomisos, con lo que se pretende obtener más de 68 mil millones de pesos que irán a parar a las arcas de la Secretaría de Hacienda.

La extinción de estos fideicomisos, que ya se venía discutiendo desde hace varias semanas, ha generado las más diversas reacciones en contra por parte de la comunidad científica, cultural y académica, porque se desconfía y se duda del destino que habrán de tener esos recursos que eran empleados para financiar diversos proyectos de investigación.

Aunque el Presidente y los legisladores de Morena afirman que los apoyos se seguirán otorgando, no se tienen ni las reglas de operación para ello ni se ha dicho cómo se habrán de distribuir esos recursos.

Llama poderosamente la atención la manera en que la 4T ha dado por desaparecer todo lo que no le gusta al Presidente, bajo el discurso del combate a la corrupción, pero sin dar más argumentos que eso y sin probar esa mentada corrupción.

Desaparecieron las estancias infantiles afectando a miles de niños y madres de familia, desparecieron el aeropuerto de Texcoco con las consabidas indemnizaciones millonarias a los contratistas; el abasto de medicinas es un fracaso desde el año pasado por la supuesta corrupción en la compra y distribución, entre otros programas que afectan la buena marcha del país.
El problema es que todo lo hacen con hacha, no con bisturì, y sin presentar opciones de solución.

Cierto que en el pasado había malos manejos y graves hechos de corrupción, de eso no hay duda, pero no todo tiene que ser destruido sin análisis y sin opciones de salida. Si hay corrupción, que se castigue y se resuelva lo que está mal pero no se puede estar destruyendo todo a capricho del inquilino de Palacio Nacional.

LIBRETA DE APUNTES
Mientras en Europa toman medidas extremas como el toque de queda y la prohibición de reuniones sociales, ante el temor de un rebrote del covid-19, en México seguimos relajados a tal grado que en Sinaloa se abrieron al públicos los estadios de béisbol y futbol.
El gobernador Quirino Ordaz no sabe decirle NO a los empresarios y dobló las manos, contradiciendo a su propio secretario de Salud que todos los días recomienda cuidados, distanciamiento social y uso del cubrebocas.
[email protected]
twitter: @valde_verde

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo