Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

La CFE les clava el diente a los usuarios

El recibo llega con cifras elevadas que se tienen que pagar sin chistar o de lo contrario el corte es inevitable.

Cuando el ciudadano común piensa que las cosas no podrían estar peor, llega el recibo de la luz y le recuerda que la situación sí puede empeorar.

Justo cuando más apoyo y empatía necesita la gente de parte del Gobierno, nos topamos con que lo que menos les importa es cómo la esté pasando la gente en esta crisis.

Y es que ¿cómo se puede explicar el ama de casa o el padre de familia que el recibo que hace dos meses le llegó de 600 ó 700 pesos, de la noche a la mañana le llegue de 1500 o hasta de 2 mil pesos?

No hay una explicación lógica o medianamente congruente para justificar esos incrementos en los cobros por el consumo de energía eléctrica.

Precisamente en estos tiempos de crisis, en que el desempleo y la escasez de dinero se ensaña con miles de familias sinaloenses, se dan esos incrementos de hasta 200 ó 300 por ciento en las tarifas de electricidad, demostrando una vez más la indolencia de quienes dirigen esta empresa paraestatal. Se demuestra también que el ciudadano está solo y sin nadie que lo defienda ante estos excesos.

El recibo llega con cifras elevadas que se tienen que pagar sin chistar o de lo contrario el corte es inevitable.

No hay razón que valga. Si usted no paga en el plazo que marca el recibo, en cualquier momento se quedará sin luz en su casa o su negocio. Ahí no hay margen de negociación. Pagas o pagas.

Rara vez el ciudadano buscará acudir a Profeco o a la protección de un amparo contra estos abusos. No hay ganas, ni tiempo, ni recursos para entablar un engorroso pleito contra ese mounstro llamado CFE.

Y a eso se atiene la CFE, a que la gente ni reclama y aunque a regañadientes, termina pagando docilmente un recibo elevado del que no sabemos ni cómo ni cuándo se hizo la lectura. Las cantidades que cobran parecen hechas al “ai se va”, sin sustento.

Ante este escenario, se necesita la organización de la sociedad civil para salir a protestar, para exigir a los diputados, senadores y al mismo Gobernador, que salgan en defensa de sus representados.

Durante muchos años se ha planteado la necesidad de tarifas más justas para Sinaloa, considerando las altas temperaturas que aquí se registran. Las demandas no han logrado gran cosa, pero es tiempo de que ese movimiento se reactive o de lo contrario, año tras año seguiremos padeciendo y quejándonos de los elevados y abusivos cobros de la CFE.

LIBRETA DE APUNTES

Otra que no canta mal las rancheras al momento de cobrar es la JAPAC, que a últimas fechas registra múltiples quejas debido a los cortes de agua que realiza en domicilios que adeudan el servicio.

Debería haber más empatía con la gente y más sentido común de parte de quienes dirigen esta dependencia. Entiendan que son miles de jefes y jefas de familia que se quedaron sin empleo y sin ingresos.

Dejarlos sin agua no sólo es inhumano, es una infamia.

entrelí[email protected]

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo