Reflexiones

Alejandro Luna Ibarra

La SEPyC al servicio del PRI en pleno proceso electoral

Sin ningún recato ni rubor Mejía utilizó la estructura oficial, el personal y los recursos de la SEPYC para hacer el evento en beneficio de un partido político.

En lo que se puede considerar un mensaje político apabullante del poder empresarial sobre el PRI y el Gobierno del Estado, de frente al proceso electoral 2021, el Secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, virtual candidato del gobernador Quirino Ordaz Coppel a la gubernatura del estado, organizó un “foro educativo virtual para (elaborar) la plataforma electoral del PRI (su plataforma)” utilizando la estructura de la SEPYC y la Fundación Luis Donaldo Colosio, del PRI.

Aunque al principio pareció que sólo se estaba utilizando la estructura de la SEPYC para beneficiar PRI –lo cual, además de ser inmoral se puede configurar en un delito electoral—, durante el desarrollo del evento quedó claro que era mucho más que eso. Era un mensaje soberbio, a la sociedad, a los priístas y a la propia oposición, de su capacidad de manipulación y de violación de las leyes con impunidad, ante la ignorancia y la incapacidad de los propios diputados locales que, en la recta final de su gestión, no han entendido ni asimilado para qué sirve la mayoría en el Congreso del Estado.

El mensaje político de Mejía en este evento, difundido a través de redes sociales, fue avasallador para los priístas que tenían la esperanza de que se postulara al gobierno a uno de sus líderes de cepa tricolor o que aún tenían dudas de que el gobernador Quirino Ordaz les fuera a imponer a un panista como su candidato a gobernador por el PRI.

Es decir, fue un mensaje soberbio de control y poder, sobre el PRI y sobre el gobierno del estado –y la SEPYC— y sobre el Instituto Estatal Electoral, pues a pesar del uso de la autoridad y los recursos del Estado para beneficiar a un partido político, sabe que no pasará nada porque lo protege el gobernador y porque los diputados no saben usar su poder.

Primero. Sin ningún recato ni rubor Mejía utilizó la estructura oficial, el personal y los recursos de la SEPYC para hacer el evento en beneficio de un partido político. Y aunque no es la primera vez que lo hace –es público y notorio que tiene más de dos meses en campaña–, no hay ninguna acusación formal en su contra, por lo que goza de plena impunidad, dibujando anticipadamente el tipo de gobierno que ejercerá si llega a la gubernatura.

Segundo. Hace unos días el titular de la SEPYC había difundido fotos con Daniel Amador y con Jorge Abel López Sánchez, dos de sus más acérrimos críticos priístas dejando entrever que ya los había doblado y ahora les hizo “manita de cochi” a dos de los priístas que más habían renegado por las intenciones del gobernador de imponérselos como candidato por el PRI, proviniendo de las filas del PAN. Y no sólo eso, sino que los exhibió derrotados ante las cámaras del foro. Jesús Valdez Palazuelos, presidente estatal del PRI y Sergio Jacobo Gutiérrez, coordinador de la fracción priísta del Congreso del Estado, se vieron obligados a aparecer ante las cámaras avalando el evento coordinado por Mejía como el protagonista central y jefe político.

Aunque el tema del foro era sobre los nuevos rumbos y desafíos de la educación, éste se redujo a meros resúmenes de lo que se ha hecho en las instituciones educativas oficiales en el sexenio, alabanzas al gobernador y discursos educativos viejos y gastados. Lo más destacado fue la nueva carrera de “pilotaje de drones”, del CONALEP.

Y aunque en la apertura del foro se anunció que hablaría la comunidad educativa, sólo participaron los funcionarios y directivos de instituciones educativas oficiales. Además de Mejía participaron Guadalupe Ruíz, del CONALEP, Silvia Paz Díaz, rectora de la Universidad Autónoma de Occidente, Sergio Mario Arredondo, director general del Colegio de Bachilleres de Sinaloa, Alma Hortencia Olmedo, rectora de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa, Gómer Monárrez, director de la Ciudad Educadora y Ángel Rafael Quevedo, director del Instituto Tecnológico de Guasave.

El formato del foro pretendió simular que se trataba de un evento organizado por la Fundación Colosio. Lo presentó la secretaria general de la fundación, Ema Karina Millán Bueno. Enseguida envió un mensaje de bienvenida el diputado Sergio Jacobo, presidente de la Fundación Colosio, y hasta se contactó a Jesús Valdez Palazuelos, presidente del PRI, quien, según dijo, andaba en la Ciudad de México.

Sin embargo, la verdadera coordinación y moderación del foro, –para darles turno de participación a sus subalternos del sector educativo—, la hizo el secretario de educación Juan Alfonso Mejía. Hasta aquí sólo se notaba el control de Mejía poniéndole mucha atención, sin embargo, el cuadro se le descompuso cuando, al final de las participaciones, dio instrucciones para que la coordinación del evento (por parte de la fundación) presentara la relatoría, pero nadie atendió la indicación. Era evidente que la fundación no había hecho ninguna relatoría. Ante una nueva indicación, fue su equipo el que, con los logos de “Puro Sinaloa”, el escudo del Gobierno del Estado y el logo de “primero los niños”—que usa la SEPYC—, empezó a compartir en pantalla un supuesto resumen del evento.

No obstante, los contenidos del resumen (supuesta relatoría), no coincidían con lo que se dijo en el foro, lo que hizo más evidente que había sido elaborado previamente con las propias ideas del secretario que, al estar coordinando las participaciones, no podía haberlo hecho en ese momento y muchos menos con los logos y diseños de presentación que exhibía, lo cual se puede constatar en el foro que fue grabado y aún se puede consultar en Facebook.

Es decir, Juan Alfonso Mejía no sólo refleja el uso de la estructura oficial de la SEPYC para sus aspiraciones políticas, sino que ahora muestra su control sobre el PRI y, en un desplante de soberbia, exhibe a sus adversarios internos vencidos, a su lado, y la impunidad de que goza ante la ignorancia y la pusilanimidad de los diputados morenistas que se ufanan de tener la mayoría en el Congreso del Estado.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo