Reflexiones

Alejandro Luna Ibarra

Las consultas y el 24 influirán en la integración del nuevo gobierno

El gobernador electo de Sinaloa se ha comprometido a promover, también en lo local, la consulta para revocación de mandato del gobernador del estado, que podría aprobarse en la primera remesa de iniciativas de la próxima legislatura.

Rubén Rocha Moya tiene la posibilidad de elegir libremente, sin presiones y sin prisas, a los integrantes de su gabinete para hacer el mejor gobierno de Sinaloa, pues de acuerdo con el número de votos obtenido sería el gobernador electo con el mayor nivel de legitimidad a nivel nacional, sin embargo, el grado de sensibilización política alcanzado por los sinaloenses, demostrado en el reciente proceso electoral, sugiere que el voto de confianza no es propiamente un cheque en blanco. El gobernador electo deberá valorar la opinión social sobre sus actos desde el nombramiento de su equipo hasta el desempeño de su gobierno en el corto, mediano y largo plazo, pues Sinaloa no está aislado, sino que forma parte de un contexto nacional muy informado y sensible que hay que mantener en equilibrio.

Para que la 4T pueda impulsarse con vigor en Sinaloa, ésta debe sincronizarse con el proyecto de nación que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador. El nuevo gobierno de Sinaloa debe apoyar las acciones del gobierno federal para que éste, al fortalecerse, pueda apoyar el desarrollo de la transformación de Sinaloa. Y aunque el planteamiento se antoja lógico y hasta superficial, su concreción puede no ser tan sencilla por la diversidad de variables que hay que considerar, desde la popularidad del presidente hasta la sucesión presidencial, podrían influir en la integración del nuevo gobierno de Sinaloa.

PRIMERO DE AGOSTO, CONSULTA PARA ENJUICIAR A EXPRESIDENTES

El primero de agosto se realizará a nivel nacional la consulta popular para enjuiciar a los ex presidentes, impulsada por el presidente López Obrador y se requiere la participación de 40% de la lista nominal de electores, es decir alrededor de 37.2 millones de los 93 millones habilitados, para que la consulta sea vinculante y, además, la mayoría de los participantes debe votar a favor del enjuiciamiento para que se pueda proceder a llamar a juicio a los expresidentes. Los nombres que estarán en las boletas son los de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Esta consulta estaba propuesta para realizarse el primero de junio de este año, junto con el reciente proceso electoral, con el propósito de reducir gastos, pero la oposición se negó alegando que se podría alterar el resultado de la consulta al vincularse con la elección de candidatos, por lo que se acordó que fuera el primero de agosto, organizada por el INE mediante la instalación de 57 mil casillas en todo el territorio nacional. El presidente ha criticado que, a 30 días de la consulta, los grandes medios de comunicación no le hayan dado la difusión necesaria, pues quieren evitar el juicio a los ex presidentes que encabezaron los gobiernos de los que fueron grandes beneficiarios.

Ante esta situación, hay un alto grado de posibilidad de que en esta consulta no se alcance el 40% de la lista nominal de electores, lo que sería un grave revés para el gobierno del presidente López Obrador y para el avance de la 4T, por lo que todos los gobiernos morenistas de los estados y los gobernadores electos están obligados a promover la participación de sus electores en la consulta, en apoyo al presidente AMLO, de ahí que el gobernador electo de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, está obligado a echar mano de todo su capital político para hacer que al menos ese 56% que votó por él, el primero de junio, acuda a emitir su voto en la consulta el primero de agosto y para ello debe tener una buena comunicación con los electores y, de preferencia, mantenerlos contentos.

21 DE MARZO DEL 2022, CONSULTA PARA LA REVOCACIÓN DE MANDATO DE AMLO

Siete meses después, el 21 de marzo del 2022, el presidente López Obrador se someterá a la consulta de revocación de mandato que habrá de definir si permanece en el cargo los siguientes tres años o renuncia. Y aunque hasta ahora AMLO goza de mucha popularidad, tanta que se dio el lujo de irradiarla a los candidatos morenistas en todo el país en las elecciones del primero de junio. Así, el presidente aseguro la mayoría en la cámara de diputados, once de las quince gubernaturas y la mayoría de las presidencias municipales y legislaturas locales que iniciarán gestiones a finales de este 2021, y que, en marzo del 2022, serán su principal apoyo para ganar la consulta de revocación de mandato y continuar en el cargo.

Es decir, el desempeño de los nuevos gobiernos morenistas –gobernadores, alcaldes y diputados–,  serían una gran bocanada de aire fresco al fortalecimiento del gobierno de López Obrador para continuar en la presidencia, ante el desgaste natural de su propia gestión, sin embargo, podrían ser también un lastre que pusiera en riesgo su continuidad en la presidencia, si éstos no tienen un buen desempeño en los gobiernos estatales y una buena comunicación con sus electores, por lo que el triunfo del primero de junio no es un cheque en blanco para ninguno de los gobernadores electos y tendrán que esforzarse por abonarle al fortalecimiento del proyecto nacional para recibir el apoyo que les permite concretar la 4T en los estados.

EL 2024, DOBLE RETO PARA ROCHA

Por si eso fuera poco, el gobernador electo de Sinaloa se ha comprometido a promover, también en lo local, la consulta para revocación de mandato del gobernador del estado, que podría aprobarse en la primera remesa de iniciativas de la próxima legislatura. De aprobarse esa iniciativa, la consulta se aplicaría a la mitad de su gestión y probablemente se empataría con el proceso de selección de candidato a la presidencia de la república, por lo que Rocha Moya deberá enfrentar un doble reto en el 2024: su propia consulta de revocación de mandato y la selección de candidato presidencial.

Con un buen desempeño de su gobierno (en lo que hay mucha confianza de la ciudadanía sinaloense), Rocha no tendría problema para obtener la opinión favorable en su consulta de revocación de mandato –lo cual no deja de ser un reto—, el problema realmente complejo es el de la selección de candidato presidencial, sobre todo si el candidato del presidente no es el mismo que el candidato del gobernador.

EN MARCHA LA SUCESIÓN PRESIDENCIAL

Los resultados de las elecciones del 6 de junio aceleraron significativamente la competencia por la sucesión presidencial. Morena perdió la mitad de los distritos de la ciudad de México, lo que envió una señal de alarma de lo que le puede pasar al partido gobernante en el país para el 2024 si no se toman las medidas necesarias, pues la ciudad de México era considerada el principal bastión de la izquierda, desde las elecciones de 1997, y aunque la responsable directa de la derrota electoral sería la jefa de gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum, el descalabro político se le atribuyó fundamentalmente a la caída de vías de la línea 12 del metro, unos días antes de las elecciones. Es decir, que la falla que provocó el fatal accidente no sólo era de mantenimiento, sino estructural por lo que se ha responsabilizado de ello, principalmente, a quien era el jefe de gobierno cuando se construyó la línea 12 del metro, Marcelo Ebrard, lo que ha sido un duro golpe a las aspiraciones presidenciales del canciller mexicano y que, prácticamente, lo ha sacado de la lucha presidencial en los últimos días.

También habrían influido en la derrota de Morena en la capital del país la evaluación del desempeño de las administraciones de Layda Sansores y Patricia Aceves en las alcaldías Alvaro Obregón y Tlalpan, además de la simulación de algunos liderazgos que no obtuvieron las candidaturas que pedían en otras áreas como en la Alcaldía Cuauhtémoc –bastión morenista—, donde hicieron perder a Dolores Padierna, por lo que se conjugan los problemas político electorales con el desempeño administrativo.

El problema lo tomó en sus manos el presidente. Además de los cambios de funcionarios del metro, podría haber una reestructuración del gobierno de la ciudad de México como una respuesta a la crítica social, pero manteniendo firme a Claudia. Se destituyó a la directora del metro y se habla de la probable integración de Marti Batres a la secretaría general de gobierno, operador político experimentado, para recomponer la situación en la CdMex y salvar a Claudia, que quedaría como la única aspirante cercana al presidente para la sucesión presidencial.

Así, la competencia presidencial, desde ahora, se ve entre Claudia Sheiubaum y Ricardo Monreal quien deja entrever que está dispuesto a dar la pelea con todo al interior de Morena por la candidatura presidencial y que, si la competencia no es justa y los dados están cargados a favor de Claudia, podría, incluso, buscar la postulación por otro partido.

De cualquier manera, en el 24 la situación se podría complicar para Sinaloa, pues aunque el gobernador electo es institucional y se mantendrá leal al presidente López Obrador, llegado el momento tendrá que decidir a quién apoyar para el siguiente período presidencial, y es evidente que su candidato sería su padrino el senador Ricardo Monreal, aun cuando la línea nacional de Morena (y del presidente) no fuera esa.

¿ROCHA CONTRA AMLO EN EL 24?

Al mismo tiempo, mientras Rocha decide a quien apoyar para la presidencia para el periodo 2024-2029, que le garantice el apoyo para Sinaloa en la segunda mitad de su administración (2021-2026) deberá preparar también su relevo enviando al senado a su propia gente de confianza, que deberá colocar en posiciones de gobierno desde ahora y donde podría estar Héctor Melesio Cuen, Alejandro Higuera y Feliciano Castro, frente al alcalde de Ahome, Gerardo Vargas, vinculado a Marcelo Ebrard y al presidente municipal de Mazaltán, Luis Guillermo “Químico” Benítez, allegado a Yeidckol Polevnsky (quien tiene sus propias aspiraciones presidenciales), y frente a los actuales senadores Imelda Castro (Amadrinada por Dolores Padierna) y Raúl Elenes (suplente de Rocha), quienes tendrían derecho a reelegirse.

Rocha no tendría problema si su candidato para el 2024 es el mismo que el del presidente, pero si AMLO se decide por Claudia y Monreal no la acepta y se postula por otro partido, Rocha tendría que enfrentarse al presidente y a Morena a la mitad de su gestión, una competencia muy difícil de ganar a menos que su gestión fuera para entonces realmente extraordinaria y con la ventaja de que estaría en la cúspide de su gobierno, mientras que AMLO iría de salida. Como se puede apreciar, Rocha tiene todo –legitimidad, libertad, inteligencia y capacidad— para formar y ejercer un excelente gobierno en Sinaloa, en sus decisiones, además de sus sueños, deberá considerar el contexto político nacional cada vez más sensible y cambiante.

NOTAS BREVES

Antonio Corrales Burgueño, Jorge Luis Guevara Reynaga, Refugio Ceceña Véjar, Rodrigo López Zavala, Fidencio López Beltrán, Rubén Burgos Mejía, podrían ocupar espacios en el sector educativo, pues aunque se espera que el secretario de educación sea un maestro o maestra de educación básica, como lo dejó entrever el hoy gobernador electo Rubén Rocha el pasado 15 de mayo, también ha dejado claro que buscará a los mejores perfiles para formar su equipo…

Ya se han filtrado los nombres de los probables titulares de la mayoría de las secretarías del próximo gabinete estatal. En casi todos los casos se manejan dos o tres nombres. Al parecer se elegirán de ternas. Sin embargo, donde no aparecen aún los nombres en es en educación, lo que sugiere que el gobernador se tomaría ese nombramiento muy personal. Él y su esposa coco (qepd) fueron maestros de banquillo y vivieron las vicisitudes de la profesión docente y seguramente anhelaron alguna vez que el secretario de educación fuera un maestro normalista, para que entendiera el mundo y los problemas como los maestros, que entregan su vida en la precariedad a la formación de las nuevas generaciones, y hoy tiene la oportunidad de hacer posible aquel anhelo, que seguramente es compartido por todos los maestros normalistas…

La creciente confrontación entre grupos que convergen en la oposición sindical de la sección 53 del SNTE aumenta la posibilidad de que Daniel Amador vuelva a ganar la sección, aunque con un prospecto morenista…

Al gobernador electo no le interesa quien gane la sección. Simplemente se asegurará de que haya estabilidad y que el sindicato no trascienda su responsabilidad de representación legal y gestión y defensa laboral…

O la oposición hace a un lado sus tirrias personales y genera un mecanismo de unidad, o abre paso a nuevos liderazgos capaces y comprometidos con el magisterio y con la democracia, o Daniel Amador mantendrá control de la sección…

La diputada morenista, Graciela Grijalva, maestra y directora de primaria, podría ser un cuadro valioso para el sector educativo en el próximo gobierno, pero tendría que despojarse de acendrado sentido de pertenencia a un grupo político y pensarse como gobierno, para todos…

Ni Elba Esther Gordillo (RSP) ni Alfonso Cepeda Salas (NA) le cumplieron al presidente con los votos prometidos, sin embargo, no surge el nuevo liderazgo y el presidente no tiene un prospecto propio, por lo que la suerte le sigue favoreciendo a Cepeda…

Quien también tiene mucha suerte y sin buscarla es el dirigente de la sección 27 del SNTE, Edén Inzunza Bernal, pues ya va para seis años cobrando como secretario general y con el repunte del Covid 19 en Sinaloa, no se ve para cuándo será el cambio, a pesar de los intentos desesperados del representante del CEN del SNTE, Noé Rodríguez García, de cambiarlo y que ha estado a punto de reactivar la convocatoria aún en semáforo rojo y sin atender las reglas de la convocatoria…

Los que no han tenido tanta buena suerte son los maestros federalizados que lo siguen padeciendo, pues es poca o casi nula su gestión a pesar de la gran cantidad de irregularidades registradas en ese sector, especialmente a partir del inicio de la pandemia y que se agregan todos los días… Los maestros federalizados aún no reciben el pago del incremento salarial retroactivo al primero de enero del 2021, a pesar de que se anunció que se pagaría en la quincena once (15 de junio). Luego, que serían inmediatamente después de la quincena 12 (30 de junio) y ahora que siempre no. A la fecha, aún no se sabe cuándo se les pagará…  

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo