Reflexiones

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

Letras Sustentables | Ahome y el desarrollo sustentable

Abrazar a empresas que detonen los necesitados trabajos es esencial, como también lo es que cumplan con todos los requisitos, incluyendo aquellos relacionados con el cuidado ambiental.

La definición más conocida sobre “desarrollo sustentable” es la del clásico documento conocido como el “Informe Brutland” (1987), en donde se acuñó lo siguiente: “el desarrollo sustentable es aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, en dicho informe se hablaba de “un crecimiento para aliviar el gran problema de pobreza que se agudizaba aún más en los países en desarrollo”, contrario a otros documentos este no se centró en premisas negativas que hablaran de “la problemática ambiental, un planeta contaminado”, (http://www.un-documents.net/our-common-future.pdf). El Informe Brutland aún tiene vigencia a 34 años de su publicación.

Aún y cuando dicho informe no incluía las diversas “problemáticas ambientales”; creo que se deben de poner en el tintero, en primer lugar porque ya no son los mismos problemas de hace tres décadas, ahora a esa cauda de problemas de antaño les tenemos que sumar los nuevos o aquellos que, con el paso de los años, desafortunadamente se agravaron y son hoy ya serías amenazas a la integridad del planeta, ejemplos son muchos: cambio climático, desertificación, pérdida de hábitats y de especies, entre los locales listemos la contaminación del agua, suelo, basura, entre otros.

Para Sinaloa el enfoque de sustentabilidad debe de partir de la solución a los factores que generan la “pobreza”, debido a que existe una vinculación entre la pobreza y algunos problemas ambientales que podrían ser un lastre para lograr un desarrollo sustentable, y por tanto comprometen el presente y más preocupante podrían frenar el desarrollo de las generaciones futuras de Sinaloa.

En el 2020 la población sinaloense superó los 3 millones de habitantes, CONEVAL (2020) estimó que 864 mil sinaloenses viven en situación de “pobreza extrema”, esto quiere decir que el 29% de la población tiene “tres o más carencias sociales e ingreso inferior al valor de la línea de pobreza extrema por ingresos, antes línea de bienestar mínimo que se refiere al valor de la canasta alimentaria por persona al mes”. Uno de cada tres sinaloenses.

Por ello la generación de empleos es fundamental en nuestra entidad y en todas partes. Promover inversiones es un aspecto toral del quehacer de nuestros representantes, facilitar que diversas empresas se instalen es su trabajo para que exista empleo.

Abrazar a empresas que detonen los necesitados trabajos es esencial, como también lo es que cumplan con todos los requisitos, incluyendo aquellos relacionados con el cuidado ambiental.

Debemos de apostar por aquellas que cumplan con los tres ejes que demanda el desarrollo sustentable: social, económico y ambiental. Además de encausar a aquellas que ya operan a que se regularicen en el ramo ambiental y, sobre todo, que cumplan con las obligaciones que en este rubro se les indique. Toda empresa genera un desarrollo social y económico, sin embargo, la variable ambiental algunas veces es ignorada con los consecuentes impactos a los recursos naturales.

Por otro lado en la gestión y el desarrollo de una entidad juega un papel preponderante el ordenamiento ecológico territorial, concebido como un instrumento de política ambiental, que tiene como propósito el regular o inducir el uso del suelo y las actividades productivas, compaginando la protección ambiental y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, toda vez que estos instrumentos de conservación se tornan herramientas legales debido a que al final del proceso de planificación participativa se definen cuáles son las vocaciones de estos sitios, y se sujetan a un decreto que son constituidos en leyes y reglamentos, los cuales se deben de ejecutar.

Hoy las empresas de clase mundial buscan espacios en donde el desarrollo sustentable sea el eje rector para detonar sus responsabilidades sociales, económicas y ambientales. Impulsar estas políticas públicas ya no es un imposible, construyamos un frente que camine a un futuro mejor, para aquellos sinaloenses que en la actualidad se encuentran en condiciones desfavorables y los que en el futuro se incorporarán al desarrollo de nuestra entidad.

Los Objetivos de Desarrollo Sustentables del 2030 se encuentran a la vuelta de la esquina, si no hacemos nada en este tema, menudo problema les dejaremos a los que vienen a laborar en el corto plazo y en el futuro. Algunas partes de nuestra entidad ya están listas a la espera de empresas de clase mundial.

Bienvenidas ellas, impulsemos trabajos bien remunerados, dejemos atrás los miedos y protagonismos, sacudámonos el marasmo, por el bien del Estado y del desarrollo de nuestra entidad. ¡Te buscan Ahome!

[email protected]
https://aaves.com.mx/

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo





    mattis Sed dictum justo tempus massa consectetur ante. Aenean