Reflexiones

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

Letras Sustentables | El Amoniaco y el Puerto de Topolobampo: una historia de desarrollo regional

Son más de 80 años de historia entre Topolobampo y el amoniaco. Este producto llegó al puerto de Topolobampo en el año de 1938.

Son más de 80 años de historia entre Topolobampo y el amoniaco. Este producto llegó al puerto de Topolobampo en el año de 1938. Contrario a lo que la mayoría de nosotros pudiésemos pensar, no fue para fines agrícolas, se utilizó para producir hielo y evitar que los productos pesqueros no se perdieran, tanto en los barcos camaroneros como en las diversas bodegas donde se almacenaban los frutos del mar.

El desarrollo agrícola en esa región, y el resto del estado, se apalancó con la apertura de más tierras a cultivo y la construcción de una vasta red de infraestructura hidráulica, con ello se sentaron las bases para una agricultura que en la actualidad es considerada como el granero del país, en donde el amoniaco pasó a ser un insumo básico para la agricultura.

Hoy, los fértiles campos sinaloenses y del vecino estado de Sonora se han convertido en el granero del país, a tal grado que es posible que casi diario en las mesas de los mexicanos se consuma un producto de esta zona agrícola.

Desafortunadamente el sector agrícola ha tenido problemas con el abasto y precio del amoniaco. Actualmente PEMEX no produce amoniaco, insumo base para producir todos los fertilizantes que el campo necesita, por lo que se tiene que importar desde China, Ucrania, Rusia o, en el mejor de los casos, desde Trinidad y Tobago. Este fenómeno promueve la escasez y la especulación, además de ser recurrente que el producto llegue a destiempo, bajo el argumento de “que existe mucha demanda”, menguando las ganancias de los hombres del campo y disminuyendo su rendimiento por hectárea, todo esto en detrimento de su economía y de los consumidores.

Cuando se habla de producción de fertilizantes y metanol a nivel mundial, forzosamente se tiene que hablar de PROMAN, la empresa de origen suizo-alemán, líder en el mundo en su producción además de otros derivados del gas natural, con presencia en Estados Unidos de Norte América, Omán y Trinidad y Tobago.

PROMAN, con su filial mexicana Gas y Petroquímica de Occidente (GPO), proyecta construir un complejo petroquímico en la zona aledaña a Topolobampo desde el 2013, con la finalidad de producir 2,200 toneladas métricas al día de amoniaco anhidro en una primera etapa para posteriormente escalar la infraestructura para producir, urea y metanol.

La apuesta de capital privado a un insumo agrícola esencial de una actividad clave para Sinaloa y México, por demás necesitado en el granero del país y otros estados, debe de ser bienvenida, sobre todo si se busca la autosuficiencia alimentaria e incrementar la rentabilidad y generar empleos en el campo con un proyecto sustentable como lo ha demostrado ser GPO.

Sin embargo, existe un grupo que se opone a su instalación. Argumentan un supuesto daño ambiental a la bahía sin haber mostrado nunca un estudio que avale sus dichos. Considero que esto es una equivocación que puede trastocar el futuro de la actividad económica más importante de nuestro Estado y probablemente del país.

Ninguna empresa en Sinaloa ha sido puesta al escrutinio público como lo ha sido GPO. Con una serie de argumentos infundados y erróneos han sustentado un movimiento radical y cerrado al diálogo, que se opone a su instalación. Explico dos de ellos, aclarando que son varios.

Es más, uno de ellos se aclara con los 80 años de su uso, tiempo en donde no ha existido un percance catastrófico. Van los otros dos del listado:

  • GPO no construye en una Área Natural Protegida, son las islas las que están protegidas bajo la categoría de Áreas para la Protección de Flora y Fauna (APFyF). Por ejemplo, la isla Patos es la más cercana y se ubica a casi dos kilómetros de distancia.
  • La planta se construirá en un sitio Ramsar y por ende no se pueden instalar porque existe un convenio internacional para su conservación. Esto sería parcialmente cierto si el terreno en donde se construye la planta fuera un humedal de importancia, pero el terreno donde se proyecta construir este complejo petroquímico se ubica a orillas del límite del sitio Ramsar 2025 denominado “Sistema Lagunar Santa María-Topolobampo-Ohuira” y ya había sido previamente impactado por la construcción de las vías del ferrocarril, la central de almacenamiento de PEMEX y la termoeléctrica Juan de Dios Bátiz de CFE contiguas al sitio. Pero es importante aclarar que la Convención Ramsar “es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos”. No impide que se desarrollen proyectos de esta magnitud, solicita el uso racional de estos humedales, que es diferente. En México y otros países existen ejemplos de proyectos similares que se encuentran en sitios Ramsar. Aunado a ello GPO tiene un programa para sanear las bahías, entre otros más en pro de la conservación de los recursos naturales.

Aprovechar esta oportunidad para potenciar el desarrollo económico, social y ambiental que GPO generará, es algo sin precedentes en nuestra entidad. Esta empresa apuesta por la sustentabilidad; busca el trabajo colaborativo con instituciones académicas, organizaciones de la sociedad civil y la sociedad en general. Abracemos este tipo de empresas que tienen una responsabilidad social y son líderes en su ramo a nivel global; dejemos las falacias como argumentos para detener el desarrollo de la entidad, conveniemos y acerquémonos con empresas que promueven estándares acordes a lo que requerimos para fortalecer al sector agrícola con respeto al medio ambiente.

Dejemos que la historia del amoniaco y Topolobampo se fortalezca y continúe esta simbiosis que inició hace ocho décadas, pero sustentados en la recuperación ambiental y el desarrollo de la comunidad, como lo plantean estos inversionistas.

Yo estoy por el “Aquí sí”.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo