Reflexiones

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

El “sofismo” de las energías limpias frente al Cambio Climático

Fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien utilizó esa palabra para indicar que México seguiría utilizando carbón en la generación de energía eléctrica.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española (RAE) el significado de “sofismo” se define como “razón o argumento falso con apariencia de verdad”.

La palabra cuando se escucha y se lee es impactante. Sabía el significado, pero era mejor el cerciorarme. Lo traigo a colación porque fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien utilizó esa palabra para indicar que México seguiría utilizando carbón en la generación de energía eléctrica.

Con todo respeto para nuestro presidente, pero esa opción es anquilosar la política pública que el país requiere para ser autosuficiente en la generación de energía que México y el planeta requiere. Con esta política pública, vamos en dirección contraria a lo que dicta la comunidad internacional en la temática ambiental, esto es un retroceso descomunal en la generación de energía eléctrica, debido a que este método es por demás obsoleto, costoso y peor aun altamente contaminante.

Este pronunciamiento fue el pasado día 24 de octubre, coincidentemente el día que se celebró el “día mundial del Cambio Climático”, en donde se hace un llamado para detener la generación de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Esto es precisamente lo que generan estas plantas de energía de acuerdo con el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC con sus siglas en inglés), ganadores del Premio Nobel de la Paz en el 2007.

Se estiman que en el planeta operan poco más de 8,600 plantas que utilizan el carbón en la producción de energía, contribuyendo con el 46 por ciento de las emisiones globales de GEI de los combustibles fósiles. Por tanto, de continuar esta tendencia, las metas del “Acuerdo de Paris” están comprometidas y son poco factibles el cumplirse. Es por ello por lo que el IPCC recomienda que la producción de energía se aleje de esta opción. México, como país firmante, asumió compromisos internacionales respecto al Cambio Climático, con una meta clara: mantener el incremento de la temperatura por abajo de los 2°C respecto a los niveles preindustriales, y busca esfuerzos adicionales para que el calentamiento global no supere los 1.5°C.

Hablar de Cambio Climático es hablar de la supervivencia del planeta, es hablar y reconocer un sinfín de impactos ambientales que ya se están observando, por ejemplo, en Sinaloa las lluvias son cada vez menos, o cuando las tenemos son atípicas, fuera de la temporada y torrenciales; hemos padecido heladas y granizadas, tornados, entre otros fenómenos meteorológicos. Esto es lo que nosotros podemos ver, ¿qué cambios ocurren en los diversos ecosistemas sinaloenses?, ¿estarán ya sucediendo estos cambios?, y si ya los tenemos encima ¿qué podemos hacer? Estas son solo algunas de las preguntas que se me vienen a la cabeza. Sin embargo, el tiempo se viene encima, las predicciones realizadas por diversos científicos en la línea de tiempo están siendo cumplidas, pero en un menor tiempo.

Podemos argumentar que las empresas privadas que generan energías limpias actualmente tienen contratos ventajosos con CFE, pero al final del día quien compra esa energía es la CFE. Modifiquen eso, que los precios sean un negocio para ambas partes y para el consumidor, promuevan leyes y normas para que aquellas empresas que quieran aprovechar el potencial energético que tiene el país para la generación de energías limpias lo hagan o si así lo consideran, que la misma CFE construya y opere este tipo de plantas que no contaminan. Esto no es un invento ni un sofismo, generar energía con carbón significa utilizar una tecnología industrial de las más contaminantes.

México puede ser autosuficiente y convertirse en una potencia mundial en este rubro. Apuéstenle a la energía eólica (cuidado con las aves), apuéstenle a la energía solar; la mareomotriz. Esto no se trata de “contratos ventajosos”, se trata de generar empleos, caminar a la sustentabilidad ambiental por el bien del país y del planeta.

Alejarnos de este camino de “sofismos” no es alejarse de lo que México requiere: apostar a un futuro mejor para los mexicanos, el rectificar estas políticas y aprovechar el potencial del país en esta materia debe de ser una política pública de un gobierno estadista.

Eso es lo que se espera, no menos, cambiar los sofismos por argumentos sólidos y válidos sumados a políticas públicas en pro del ambiente es el mejor camino a la sustentabilidad ambiental y la autosuficiencia energética.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo