Reflexiones

Dr. Xicoténcatl Vega Picos

Letras Sustentables | Los delfines del sitio Ramsar Santa María-Topolobampo-Ohuira, un recurso turístico sustentable

La observación de delfines o toninas en el puerto de Topolobampo ha tomado un impulso muy importante por el “Pechocho”, un delfín, que hasta el momento nadie me ha sabido decir si es macho o hembra, pero que es un ermitaño. Por razones desconocidas este individuo se encerró en una pequeña bahía frente al puerto de Topolobampo y ya no salió de ese autoencierro. Llegó para quedarse.

Probablemente algunos de mis pocos lectores no hayan visto el programa de televisión llamado “Flipper”, yo tenía como unos 10 años cuando la pasaron en México. En Estados Unidos fue entre el período de 1964 a 1967.

Investigando un poco sobre el programa, fueron seis los delfines que participaron como actores protagónicos de la popular serie. El último de estos delfines murió en un acuario de Miami a la edad de 40 años, se llamaba “Bebe” (sin acento Saturnino), era una hembra que parió ocho crías. Lo que no sabía era que el programa se realizó en el Miami Seaquarium. Los ruidos que hacía, el famoso delfín era de la voz de Mel Blanc, quien también le dio vida a la voz de Bugs Bunny.

Este programa probablemente incrementó el interés por estos mamíferos marinos, que en México se les llama delfines o toninas (Tursiops truncatus), especie que se encuentra bajo Protección Especial en la NOM 059 SEMARNAT 2010 y Anexos del 2019. Los delfines que regularmente encontramos en la zona costera de Sinaloa son de la misma especie que Flipper, debido a que es la más común de las más de 30 especies que existen a nivel global.

Son animales muy inteligentes, con un cuerpo adaptado para nadar velozmente, su color es de gris claro a oscuro en la parte dorsal y de un blanco a crema en la región ventral. Dependiendo si viven en zona costera o mar abierto pueden llegar a medir de 2.5 a 3.7 metros, los machos son un poco más grandes que las hembras. Su peso puede ser entre los 190 a 450 kilógramos. Las crías nacen pesando en promedio 20 kilógramos y miden un poco más de un metro. El período de gestación es de un año.

Cuando vas a las bahías o sales a la mar son fáciles de observar, usualmente es la aleta y luego un movimiento cadencioso para exponer su cuerpo, si tienes suerte. Si andas en la panga se acercan nadando a la misma velocidad, pero parece que se dejan querer por la docilidad y familiaridad con la que se acercan, son todo un espectáculo y lo saben. No he conocido a una persona que no se entusiasme al verlos. Los mismos pescadores se emocionan, que no lo haga uno que no sale tan a menudo.

La observación de delfines o toninas en el puerto de Topolobampo ha tomado un impulso muy importante por el “Pechocho”, un delfín, que hasta el momento nadie me ha sabido decir si es macho o hembra, pero que es un ermitaño. Por razones desconocidas este individuo se encerró en una pequeña bahía frente al puerto de Topolobampo y ya no salió de ese autoencierro. Llegó para quedarse.

Mitos le sobran al Pechocho, como todo personaje famoso. El mito sobre el porqué se encuentra en esa zona: que la mamá lo abandonó; que murió; que no lo quería. El caso es que nadie lo sabe. Tampoco se sabe el sexo, que es macho, que es hembra, que un biólogo me dijo que era macho, al rato otro te dice que es hembra. La edad es otro misterio, unos te dicen “cuando yo lo encontré creo que tenía meses que había entrado”; otros comentan que el Pechocho ya es viejo, ya tiene varios años. El caso es que este animal sigue en su reino y los turisteros lo saben por lo que es un tiro seguro para ellos, lo venden con la certeza de que el Pechocho saldrá y no decepciona.

Sin embargo, creo que los turisteros tienen algo más que ofrecer, por ejemplo, el estudio “Diagnóstico de la población de toninas en el sitio Ramsar Lagunas de Santa María-Topolobampo-Ohuira, Sinaloa, México”. realizados entre el 2019 y 2020 por el Dr. Juan Pablo Gallo Reynoso y colaboradores, auspiciado por Gas y Petroquímica de Occidente S.A. de C.V., en el marco de su Plan de Manejo Ambiental, puede aportar datos importantes dignos de ser aprovechados por todos.

Aquí algunos datos que considero interesantes del Dr. Gallo Reynoso y sus colaboradores:

  • En base a la fotoidentificación se determinó que la población de toninas es de 155 individuos diferentes. En la bahía de Topolobampo se identificaron 85, en Santa María fueron 44 y en Ohuira 26.
  • En este complejo lagunar se registros de otras tres especies de mamíferos marinos el lobo marino de California (Zalophus californianus), ballena gris (Eschrichtius robustus), orca (Orcinus orca) y más lejos, en la Isla Farallón el lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi), las tres primeras especies están bajo Protección Especial en la NOM 059 y la cuarta como especie Amenazada.

Esto es lo que se puede encontrar de diversidad biológica en la zona, el qué, cómo y cuál es parte de la capacitación que GPO Planta de Fertilizantes dará a los turisteros para que sus paseos en lancha se enriquezcan de información. Transformarlos en interpretes naturales. Ganan ellos y ganan los turistas.

https://aaves.com.mx/
[email protected]

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo