Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

Ley seca, a ver si así

En Sinaloa no sólo era necesario sino urgente que se tomaran medidas más drásticas para mantener el aislamiento social y enviar el mensaje de que la situación a causa del coronavirus es más grave de lo que creíamos.

A partir de este lunes en todo Sinaloa entró en vigor la Ley Seca, esta disposición que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas, con el fin de evitar que la gente se siga reuniendo en playas, centros recreativos o en domicilios particulares.

El Gobernador Quirino Ordaz, a través de un mensaje en redes sociales, hizo este anuncio el pasado domingo, en el que de manera tajante se baja la cortina a los expendios, supermercados y cualquier otro tipo de negocios de venta de cerveza, vinos y licores.

Lo habíamos comentado en este espacio hace unos días: no había de otra. Ante la amenaza que representa el Covid 19, que ubica a Sinaloa como el segundo estado con más contagios en el país, el Gobierno tenía que pasar de los dichos a los hechos. Qué bien que así lo haya entendido el Gobernador y que se tome esta decisión que busca disminuir al máximo las reuniones familiares o de amigos.

La “Ley Seca” fue promulgada en enero de 1920 en Estados Unidos, teniendo como objetivo principal prohibir la fabricación, transporte y venta de bebidas alcohólicas. Parte de la sociedad más conservadora en EU se apuntaba este triunfo que buscaba disminuir el vicio y fortalecer el núcleo familiar.

Sin embargo, dada la complejidad de esta Ley, lo que se obtuvo fue el crecimiento del crimen organizado para la venta de alcohol y la propagación de los bares clandestinos.

Personajes como Al Capone surgieron en esta época, convirtiéndose en uno de los mayores contrabandistas de licor en la historia de Estados Unidos. Existen leyendas que afirman que Al Capone se abasteció de wisky y otras bebidas en la ciudad de México para venderlo en el mercado negro.

Según un artículo de la Facultad de Economía de la UNAM, los primeros esfuerzos del gobierno para implementar una prohibición al consumo de alcohol se dan en 1929, cuando el gobierno implementó una campaña para “mejorar la condición moral y económica del obrero”, pero al igual que su vecino del norte, esta medida sólo impulsó el mercado negro de bebidas alcohólicas, por lo que tuvo que ser desechada.

Actualmente, la “Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales”, establece en su artículo 300 que “el día de la elección y el precedente, las autoridades competentes podrán implementar la Ley Seca.

La decisión tomada este domingo, es inédita en Sinaloa, al menos en su historia reciente.

En Sinaloa no sólo era necesario sino urgente que se tomaran medidas más drásticas para mantener el aislamiento social y enviar el mensaje de que la situación a causa del coronavirus es más grave de lo que creíamos.

Es bien sabido que el alcohol es gregario, tiene esa facilidad de reunir a conocidos y desconocidos. En un estado como el nuestro, donde la gente es alegre, fiestera y muy sociable, mantener los expendios abiertos representaba esa puerta para armar la fiesta, sin importar los llamados de la autoridad para mantenerse aislados.

La medida ha sido tomada de buena manera principalmente por las señoras, quienes ven que a pesar de la ausencia del dinero en casa, los señores no se privan de su six o su “promo”. Otras más ven esta medida como una oportunidad para que el hombre de la casa se mantenga sobrio y busque otras maneras de convivir con la familia.

Las hay más optimistas que esperan que disminuya la violencia al interior de la casa y que por obra y gracia de la falta de alcohol, al menos durante la cuarentena algunos hombres sean menos agresivos y disminuyan la violencia hacia ellas y sus hijos.

Por lo pronto, el anuncio hecho por Quirino Ordaz el domingo en la noche, cayó como cubeta de agua fría a los bebedores y a los distribuidores de bebidas alcohólicas, porque saben que la Ley Seca inició el lunes, pero no se sabe cuándo termine.

Sin duda, una medida drástica pero necesaria, que viene a ser la oportunidad para ver cómo se comporta ahora el sinaloense sobrio y sin un bote en la mano…

LIBRETA DE APUNTES

EL PRECIO internacional del petróleo empieza a subir luego del recorte a la producción por parte de los países petroleros. En caso de que aumente la gasolina, ¿AMLO se adjudicará el aumento como se adjudicó la baja en el precio de hace unas semanas?

LA COMISIÓN Estatal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Coepris) se coordina con el Ayuntamiento de Culiacán para sanitizar edificios, parques, paradas de camiones y otras áreas públicas. Bien por ambas dependencias, más esfuerzos de estos se requieren. Ayudemos quedándonos en casa para no estorbar.

entrelí[email protected]

Twitter: @valdez_verde

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo