Reflexiones

Sociedad Botánica

¿No sabes qué regalar esta Navidad? ¡Obsequia una planta!

Regalar plantas es dar un ser vivo, un ser que deben cuidar y deben mantener con amor.

Por: Genessys Berrelleza

Ha llegado la temporada más esperada del año, un mes en el que la esperanza ilumina tu alma y tu hogar; pero también esta época representa en ti altos niveles de estrés causados por la búsqueda de los regalos para tus seres queridos.

La falta de tiempo y el pánico están haciendo que diciembre se convierta en tu dolor de cabeza, sin embargo, hay una etapa que definitivamente supera a los motivos anteriores: No saber qué regalar.

Para ti, es importante que los demás tengan un regalo que les guste y que les sea útil; no deseas preguntar qué es lo que necesitan para no arruinar la sorpresa y no quieres obsequiar dinero para no apagar la experiencia de abrir un adornado empaque.

Entonces una idea de regalos pasa por tu mente cuando recuerdas los pasatiempos de todos:

Tu prima estaba remodelando su cuarto, volviéndolo más vanguardista y decorándolo de acuerdo a las tendencias; un minicactus luciría muy bien en el escritorio donde está su computadora y le daría el toque final al nuevo estilo de su habitación.

Quien es una apasionada por la cocina es tu abuela, siempre compra ingredientes para usar en sus platillos; para ahorrar sus salidas al mercado, una planta de albahaca, romero, cilantro, menta o perejil le sería muy funcional. Incluso podrías hasta obsequiarle un árbol de limón, naranjas, manzanas o peras.

El jardín es quizás el espacio de la casa más cuidado por tus padres, un arbusto o un cubresuelos definitivamente harían que esa zona tan especial del hogar sea más hermosa y verde.

Tu hermano es el miembro de la familia que busca constantemente el bienestar espiritual mediante actividades como la meditación o el yoga, un árbol de la abundancia o un bonsái serían de mucho apoyo, ya que producen paz y prosperidad en el ser humano.

Ya tienes visualizados casi todos los regalos, pero falta alguien, tu pareja; para esta persona está destinada una planta llamada hoya kerrii, que es muy llamativa por su particular forma de corazón; además de ser un detalle muy romántico, no requerirá mucho riego, puesto que no necesita muchos cuidados para vivir y seguir siendo un bello ícono de su relación.

Regalar plantas es dar un ser vivo, un ser que deben cuidar y deben mantener con amor; por ello, al obsequiarlas, cultivas un vínculo muy especial con esas personas tan importantes para ti.

Dale una pizca de originalidad a tus obsequios decembrinos con estas ideas naturales, tus seres queridos y el planeta te lo agradecerán no solamente en Navidad, sino para siempre.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo