Reflexiones

Eduardo Valdez Verde

Presupuesto 2021, como si no pasara nada

¿De qué nos servirá presumir que no tenemos mayor deuda cuando ya no haya empresas que generen los empleos que necesitamos?

Si usted creía que las cosas no podían ir peor que este año en materia económica, déjeme decirle que se equivocó porque el 2021 pinta más gris que este 2020 que nos parece eterno. Como quien dice: ya eramos muchos y parió la abuela (dicho sea con todo respeto para las abuelas).

La semana pasada el Secretario de Hacienda federal presentó ante el Congreso el Proyecto de Presupuesto de Egresos para el año que viene. Dicho presupuesto seguramente será aprobado como va y sin ninguna corrección, debido a que Morena tiene mayoría y es imposible que rechacen lo que ya está palomeado por el Presidente López Obrador.

Este presupuesto le da prioridad a la construcción del Tren Maya, al Aeropuerto de Santa Lucía, a la refinería de Dos Bocas, que son los proyectos que el Presidente defiende a capa y espada a pesar de que especialistas de todos los colores los consideran costosos e inviables.
De ahí en fuera, el presupuesto está diseñado para no crecer, ni para impulsar la inversión y mucho menos para apoyar a las empresas caídas en desgracia a causa de la pandemia.

El Gobierno federal ha diseñado la distribución del gasto para 2021 como si no pasara nada, como si fuera un año más y parece no considerar la catástrofe económica que ya se empieza a sentir por la paralización de empresas en todos los sectores.

Es cierto, no se ha recurrido a pedir créditos y no se ha aumentado la deuda, pero ¿para qué son los créditos si no para pedirlos cuando hay crisis y la planta productiva del país está en peligro? ¿De qué nos servirá presumir que no tenemos mayor deuda cuando ya no haya empresas que generen los empleos que necesitamos?

El Presupuesto para 2021 nos habla de un Gobierno federal que se empeña en vivir en una realidad alterna, una realidad que no es la que viven la mayoría de los mexicanos.

Tal parece que de tanto repetir que vamos bien y que ya vamos saliendo de la crisis, López Obrador y su equipo se lo han creído y en base a esa mentira tantas veces repetida diseñan un Presupuesto que recorta gasto a los estados y municipios, y a dependencias federales que ya de por sí tienen meses padeciendo la “austeridad republicana”.

¿Qué nos espera pues, para el año que viene? Sin duda más estancamiento económico y menos generación de empleos, aunque desde Palacio Nacional se empeñen en creer que vamos bien porque el Presidente asegurar que él tiene otros datos.

LIBRETA DE APUNTES

Por fin los oyeron. La Comisión de Seguridad del Congreso del Estado tomará el caso de los 170 elementos egresados del Instituto Estatal de Seguridad Pública que desde hace un año están sin ser integrados a las filas de ninguna corporación policiaca. Qué cosas vemos en Sinaloa: se invierte en la capacitación de nuevos policías para luego dejarlos al garete, a pesar de la carencia de elementos que hay en las corporaciones estatales y municipales.

[email protected]
twitter: @valdez_verde

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo