Reflexiones

EDITORIAL

¿Salvar a Sinaloa del Covid-19 o traer a “Monarcas” a Mazatlán?

¿Va en este sentido el trato con Grupo Salinas para que se traiga a Mazatlán al equipo de futbol Monarcas?

Al conocerse ayer a través de un comunicado del Club Monarcas Morelia que inician los trámites para que la Federación Mexicana de Futbol autorice que ese equipo de balompié cambie su sede a Mazatlán, quedó en la cancha del Gobierno de Sinaloa la carga del convencimiento de por qué, cómo y por cuánto se accede a dicho trato con el empresario Ricardo Salinas Pliego.

Llama la atención que el Gobernador Quirino Ordaz Coppel poco haya tratado el tema en público y venga desde Morelia, Michoacán, la información que de un momento a otro formalizará la Femefut. Tratándose de la disposición de recursos públicos para la construcción de un estadio de futbol en Mazatlán, con un costo de 700 millones de pesos, es obligada la máxima transparencia inclusive como estrategia para hacerle ver a la ciudadanía que la decisión se tomó fundada en criterios del mayor beneficio social.

Durante el gobierno de Jun Millán Lizárraga se fraguó un negocio similar en Culiacán teniendo como fachada al empresario Eustaquio de Nicolás, luego entró al salvamento el adinerado y cuestionado Jorge Hank Rhon, dueño de un multimillonario negocio de apuestas, sin embargo, el Club Dorados cayó en bancarrota y ni siquiera la figura del astro mundial de futbol, Diego Armando Maradona, logró aumentar la taquilla ni evitar la quiebra.

En tanto, Ricardo Salinas Pliego ha sido señalado por los gobernadores de Morelia de pedir sumas millonarias a cambio de mantener al equipo Monarcas en dicha sede. Lázaro Cárdenas Batel le tuvo que entregar 48 millones de pesos anuales, Leonel Godoy se negó a pagar dicha suma y acusó de chantajista a Salinas Pliego, y finalmente Silvano Aureoles comenzó entregándole 85 millones de pesos cada temporada de fut y la inconformidad del dueño de TV Azteca comenzó cuando le bajaron el “diezmo” a 60 y 40 millones de pesos.

Sinaloa ocupa de la inversión privada, sin duda alguna. También necesita cuidar el dinero público y garantizar que éste se destine a áreas de mayor beneficio común sobre todo en la actual emergencia de salud donde los recursos financieros del estado enfrentan la alta prioridad de curar a los enfermos de coronavirus y ofrecer los apoyos para que la reactivación económica y social se concrete en el menor tiempo posible y evite que a la crisis sanitaria le siga la crisis económica. ¿Va en este sentido el trato con Grupo Salinas para que se traiga a Mazatlán al equipo de futbol Monarcas?

El Efecto ESPEJO es parte de nuestro boletín de noticias. Suscríbete y recibe los hechos más relevantes de Culiacán, Sinaloa y el mundo directo a tu correo electrónico.

 

 

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo