Reflexiones

Alejandra Maytorena Güémez

Solar Punk: esperanza y lineamientos para el futuro

La literatura Solar Punk se atreve a visualizar un mundo en el que las nuevas tecnologías se vuelven herramientas para construir el progreso social

En un mundo donde el cambio y la innovación son ineludibles e incluso impredecibles, la especulación forma parte de nuestro día a día. Constantemente nos preguntamos hacia dónde vamos como humanidad, sobre el futuro e inclusive sobre el fin del mundo. Han sido años de grandes retos y transformaciones, de cuestionamientos y oportunidades, mismos que puedes encontrar recapitulados en 2023: Propósitos de Año Nuevo para nuestro planeta. Las problemáticas por remediar las conocemos todas, sin un curso de acción claro y unificado para solventarlas y el tiempo apremia. En consecuencia, muchos tendemos a la ficción para encontrar en ella escapes o parámetros de hacia dónde nos dirigimos, especialmente a la ficción especulativa. Este género se caracteriza por tratarse de escenarios, personajes y acontecimientos totalmente irreales, pero ¿qué pasaría si utilizamos este tipo de historias como guías de hacia dónde nos gustaría ir y qué deberíamos buscar evitar a toda costa?

Solar Punk es uno de los subgéneros de ficción especulativa que nos pueden apoyar completamente en sentar un mejor curso para la humanidad que sea respetuoso e incluyente con el medio ambiente y las demás criaturas que comparten con nosotros el planeta.

Este género se ha vuelto mucho más que una corriente artística; se enfoca en la creación de comunidades y tecnologías centradas en energías limpias, demostrando que el progreso y la sustentabilidad no tienen que ser enemigos.

Bandera solarpunk. FOTO: Wikipeadia

Estos elementos se mezclan con corrientes de Art Nouveau, estética asiática y africana para envolver a un mundo libre e igualitario con cierta tendencia a la anarquía social. La riqueza de este subgénero se basa en que, a diferencia de la mayoría de las corrientes más fatalistas asociadas a la ficción especulativa, propone soluciones a un gran número de problemas actuales para el mundo, sembrando ideas para construir un futuro más brillante a la par que se rebela contra las instituciones y sistemas que nos impiden alcanzarlo.

La literatura Solar Punk se atreve a visualizar un mundo en el que las nuevas tecnologías se vuelven herramientas para construir el progreso social y económico a la par de cuidar el medio ambiente. Entre sus características, se puede encontrar ciudades más verdes que flotan en el aire y se alimentan con energía solar, captación de lluvia, permacultura, huertos de peces para acabar con el hambre global, entre otros elementos que nos llenan no solo de esperanza sino de ideas de cómo podríamos alcanzar un futuro rico, estable y próspero de contar con la sustentabilidad, la equidad y el bienestar social como prioridades en los años venideros. Nos recuerda además que, si queremos sobrevivir en el mediano plazo, debemos hacer modificaciones en nuestra forma de producir y consumir… aunque eso no tiene por qué ser doloroso ni duro, sino que puede ser una corriente en la que fluimos hacia un mundo mejor en el que la competencia se ve sustituida por la cooperación y la empatía.

De acuerdo con esta corriente, podemos alcanzar la plenitud en muchos aspectos si nos permitimos cambiar nuestra perspectiva. Si logramos evolucionar la estructura social y económica con mayor consciencia social y ambiental para convertirlos en esquemas centrados en las personas y el planeta en lugar de en el dinero y el individualismo, tendremos acceso a un futuro.

Para ello, se plantea también componentes como la descentralización, la economía compartida, el consumo local y la economía azul. En esta ideología, el conocimiento y los avances tecnológicos no tienen dueño ni costo, pues son utilizados para construir un bien común. Esta tendencia nos muestra que un futuro mejor es posible, que podemos construir un mundo sin jerarquías ni escasez. Además, nos ayuda a lidiar con la ansiedad sobre el futuro y nos presenta con ideas novedosas que es posible implementar.

Suena a un sueño, ¿no? Hoy en día, lo es.

No obstante, podríamos convertirlo en un plan de acción y permitir que inspire a personas de todos los grupos sociales en distintas partes del planeta para que comencemos a trabajar juntos en la misma dirección. De hecho, esta corriente ya se encuentra detrás de algunos proyectos de gran impacto a nivel mundial como es el caso de Verne Global, una empresa islandesa basada en la sustentabilidad y el progreso que permite soluciones para la gestión de datos que son 100% neutrales en cuanto a la emisión de carbono. En Estados Unidos existen ya comunidades cuyo objetivo es la vida sustentable. También hay proyectos que trabajan en el mismo sentido sin saber de la existencia de este movimiento, por lo que difundir sobre el Solar Punk y sus ideales podría ayudarnos a crear un ecosistema mundial de empresas verdes con enfoque en el desarrollo sustentables.

En 2023, la humanidad tiene claros los retos y los obstáculos para prosperar. Conocemos la urgencia de cambiar; las agendas de diversos países están focalizando cada vez más temas ligados a energías limpias y desarrollo sustentable.

Incluso, en la Cumbre Trilateral de Líderes de América del Norte llevada a cabo el 10 de enero de 2023, los jefes de gobierno de Norteamérica recalcaron la importancia de desarrollar un mercado de energías limpias que incluya la cooperación e intercambio integrado. Nos hacen falta soluciones y acciones conjuntas. La corriente Solar Punk no es la solución mágica a todos nuestros problemas, sino una corriente ideológica que tiene el potencial de convertirse en un movimiento social transformador que nos garantice un mejor futuro para todos, un planteamiento que se apoya en el arte y la imaginación con la convicción de que podemos generar una sociedad centrada en las personas y los seres vivos en lugar de en el dinero. Con su narrativa y elementos gráficos, nos bosqueja un panorama en el que la tecnología, la justicia social y el medio ambiente colaboran entre sí en el nombre de todo el planeta. Nos recuerda que aun estamos en control de nuestro presente para alcanzar un mejor futuro, si nos atrevemos a pensarlo y ejecutarlo.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo