Reflexiones

EDITORIAL

TDLS | La CFE ante la crisis nacional: ¿congelar, prorrogar o condonar cobros?

A partir de las primeras semanas de junio un porcentaje importante de usuarios de la Comisión Federal de Electricidad caerá en Sinaloa en imposibilidad de pagos, lo cual hará necesario que la compañía paraestatal presente un plan de descuentos, prórrogas o condonación que ayude a las empresas y familias más golpeadas por la actual emergencia nacional en salud y que no tienen más alternativa que dejar de cubrir los montos del servicio facturado.

De acuerdo a los datos más recientes obtenidos por la Plataforma Nacional de Transparencia de la Comisión Federal de Electricidad, entre el primero de abril y el 12 de mayo de 2020 se ordenó cortar el suministro a 543 mil 118 usuarios de todo el país, sin que ni una sola entidad federativa haya quedado fuera de la suspensión de servicios.

Al mismo tiempo, la CFE se mantuvo dentro del ranking de las 5 empresas más demandadas ante la Procuraduría Federal del Consumidor debido a quejas por alta facturación. En el último corte hecho en octubre de 2019 se contabilizaron desde enero de ese mismo año 13 mil 600 quejas contra la empresa gubernamental que dirige Manuel Bartlett Díaz.

Este es el panorama en el que se encuentra la compañía en plena crisis de salud y cuando México se dispone a entrar la fase de reactivación económica y social, pero con la advertencia de Bartlett en el sentido de que no habrá ajustes a la baja ni condonación en los pagos de los consumidores de electricidad.

“La CFE no puede condonar electricidad, hay quienes piensan que la CFE puede dejar de cobrar, pero no se dan cuenta que es una empresa como cualquier otra que tiene 90 mil trabajadores, que debe pagar salarios a todos y tiene que comprar combustible permanentemente para generar electricidad y no puede hacer condonaciones”

Manuel Barlett, 10 de abril 2020

Sin embargo, dirigentes y legisladores de la mayoría de los partidos políticos han tomado como bandera la ayuda que la CFE debe ofrecer a las familias y minis, pequeñas y medianas empresas que por la afectación derivada del coronavirus no están en posibilidad de pagar los recibos de la luz.

Prácticamente en consenso, líderes partidistas y ciudadanos se agrupan en tres bloques:

1 Congelar tarifas. El 19 de abril, en respuesta a la inconformidad de usuarios de la CFE que documentan alzas excesivas en tarifas, en el Diario Oficial de la Federación e publicó un acuerdo que tiene vigencia desde el 30 de marzo y hasta los siete días naturales posteriores al término del aislamiento social. Establece que regirán tabuladores de consumo de energía congelado, lo cual significa que la llamada tarifa DAC, Servicio Doméstico de Alto Consumo, quedará suspendida en su aplicación.

2 Postergar cobros. Desde inicios de mayo la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados solicitó a la CFE, Secretaría de Hacienda y la Comisión Reguladora de Energía que consideren implementar la postergación de cobros de diversos servicios y obligaciones debido al Covid-19. El planteamiento fue respaldado por legisladores de Morena, PAN, PRI, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y PRD y en esencia solicita dejar de cobrar la electricidad durante un bimestre y posteriormente prorratear la cantidad adeudada durante las mensualidades siguientes a los usuarios con Tarifa 1, y que haga lo mismo en favor de los micro y pequeños empresarios, así como los hogares habitados por población vulnerable de los 32 estados.

3 Condonar pagos. Esta medida es similar a la que tomó el presidente Andrés Manuel López Obrador en mayo de 2019, en beneficio de los usuarios de la CFE de Tabasco, al exonerarlos del pago de 11 mil millones de pesos por el consumo de electricidad que corresponde a 25 años de la resistencia civil que AMLO promovió cuando era candidato gobernador de ese estado. La propuesta de dejar de cobrar el servicio de la CFE durante la cuarentena y la etapa de recuperación económica y social, que es considerada la menos viable de todas, la enarbolan partidos como PAN y PVEM, la Federación Nacional de Municipios de México y productores del campo que usan el fluido eléctrico para bombear agua desde pozos para riego.

La presión que ejerce la población con sus distintas formas de organización social sube de tono en el país. En Sinaloa, por ejemplo, los partidos PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano integraron el viernes 29 de mayo el Frente Estatal de Sinaloa Contra las Altas Tarifas Eléctricas, exhortando al gobernador Quirino Ordaz Coppel, al Partido Sinaloense, a Morena, a los diputados locales, a empresarios y sociedad en general a unirse a la causa.

Por lo pronto, el Gobierno Federal se sostiene en la decisión de proseguir sin cambios con los cobros por consumo de electricidad, mientras los usuarios persisten en la acción de documentar la continuidad de facturación excesiva por parte de la CFE, gestándose la movilización popular por si el director de la paraestatal, Manuel Bartlett, se obstina en hacerle entender a la gente “que la empresa que garantiza el servicio de luz eléctrica en hospitales, casas y lugares vitales, debe de cumplir con sus responsabilidades”. Y existen tres puntos de encuentro: congelar, prorrogar o condonar. Después de eso solamente hay el conflicto.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo