Reflexiones

Leónidas Alfaro Bedolla

Un encuentro con la lectura

Para los que estamos en busca de novedades en libros, sean estos de actualidad o no, María Julia en Cien alas, nos entrega 23 reseñas de una variedad de obras literarias de las más famosas e interesantes.

El pasado día 2 de octubre de este año de la pandemia, en el café Jaldi, ubicado en El paseo del ángel, cita en Ángel Flores y Andrade de esta ciudad de Culiacán, tuvimos un grato encuentro para comentar sobre nuestros quehaceres literarios. La gerente del lugar, Olivia Gaxiola, nos agasajó con un escenario que estuvo muy de acuerdo a lo que ofrece el espacio del Jaldi. La charla fue abierta por ella misma para darnos la bienvenida. Luego Eva Guerrero, haciendo gala de su experiencia como conductora, presentó a los exponentes: el maestro José Manuel Arredondo Chávez, posgraduado en educación e investigador permanente en docencia, además, por convicción, un entusiasta promotor de la lectura. Enseguida se refirió a un servidor, para que diera inicio con mi exposición.

Empecé comentando sobre un interesante libro de nuestra colega María Julia Hidalgo López, ella tiene publicada una novela y el libro de cuentos Raíces perdidas. Ahora está por presentar en este mismo lugar, su más reciente obra: Cien alas, un bello libro que al verlo ya te engancha, tiene una portada atrayente;  sobre una silueta de metrópoli, muestra una chiquilla de rostro angelical con alas de mariposa.

No me sorprende lo grato de la narrativa de María Julia, es clara y atrayente,  porque su nivel literario no tiene desperdicio y se disfruta sin tropiezos. Lo sorprendente lo encuentro en la diversidad de temas que contiene el libro; con eso logra que el lector no deje de seguir, desde el principio hasta el final. El descanso se logra por el cambio que renueva el interés en cada apartado.

En la sección de Personajes, encuentro una breve descripción de rasgos de hombres y mujeres que nos son muy conocidos, tal son los casos de El Chino Ley, Javier Valdez, Germán Dehesa y Carlos Monsivaís, pero habla de nueve más; entre ellos, una escritora muy interesante.

Para los que estamos en busca de novedades en libros, sean estos de actualidad o no, María Julia en Cien alas, nos entrega 23 reseñas de una variedad de obras literarias de las más famosas e  interesantes. Aquí destaco su habilidad para hacer que el lector se sostenga en leer o releer estos libros; te hace ver que encuentres detalles que suelen escapar, al menos a mí me sucedió en Rayuela, Los detectives Salvajes y La soledad de los moribundos.

Incluye 16 relatos, todos muy bien logrados. Encuentro dos que me marearon por la sorpresa: Perra vida y Solo quería un café, ambos refieren sobre los cambios tan bruscos de los tiempos actuales. Sólo son cuatro crónicas, pero dos de ellas: 19 de septiembre y Rojo amanecer, me resultaron suficientes para reafirmar sobre la claridad y destreza demostrada por la escritora para atraer el interés del lector. Y cierra con 42 ensayos sobre temas de los más variados, algunos con méritos para convertirse en novela, otros para analizarlos con detenimiento para fortalecer y ampliar los criterios sobre la Desintoxicación cibernética, Las amenazas del café, Historias laborales, Entre sapos y naranjas…o Mejor pélame tantito… (gulp).

Enseguida, Eva Guerreo, cedió la voz al maestro Arredondo. Con su intervención, hizo una remembranza de nuestra comunión en esto de promover la lectura cuando estuvo al frente de la Preparatoria del Pueblo y del Conalep No. 1 de esta ciudad. Entre lo más destacado, habló sobre la necesidad de solicitar a las autoridades, en este caso la Secretaría de Educación Pública , (SEP), Los Gobiernos Federal,  Estatal y Municipales, sobre la imperiosa necesidad de ejercer programas para apoyar todas las actividades del arte, pero de manera muy especial, la que incluya el Hábito a la Lectura. Considera, y estoy de acuerdo, en que el hábito a la lectura es clave para que el nivel cultural de las masas crezca, son muchas las estrategias las que se pueden desarrollar; y en todas deben tomar parte los encargados de la impartición educativa, en este caso maestros de todos los niveles, y de manera muy especial, los Padres de Familia.

Esta exposición levantó ámpula entre los asistentes, todos se manifestaron;  hubo tres intervenciones que se distinguieron por el entusiasmo, y hasta surgieron ideas para hacer proyectos al respecto.

Al final, Olivia Gaxiola, nos sorprendió con una rica cena. Lo que más disfruté, fueron tres gajos distintos de pizza  italiana.

Por cierto, el libro Cien alas, próximamente será presentado de manera formal con la presencia de su autora. Mientras tanto, lo pueden adquirir en la librería México y en el mismo Café Jaldi.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo