Reflexiones

Mexicanos Primero Sinaloa

Un nuevo perfil para la SEPyC

La nueva secretaria tendrá en sus manos la decisión de qué niveles y tipos educativos priorizar.

Gustavo Rojas Ayala / Director general de Mexicanos Primero Sinaloa

Dentro de los próximos días o semanas, se debería dar a conocer el resto del gabinete del gobernador electo, Rubén Rocha. Dentro de las carteras pendientes de definir, está la de Educación Pública y Cultura. A través de declaraciones realizadas por Rocha, durante agosto, se sabe que probablemente la SEPyC será comandada por una mujer. Una señal positiva para la consolidación de los liderazgos femeninos, que lenta, pero decididamente, avanzan en el mundo entero.

Sin duda, la futura secretaria no tendrá tarea sencilla. Tendrá que demostrarse una gran capacidad de liderar a la estructura educativa del estado en el proceso de regreso a las escuelas. Después de 17 meses de cierre de la gran mayoría de las escuelas, no sólo se trata de monitorear que el regreso sea seguro. Se deben sentar también las bases de las estrategias para responder a las necesidades académicas y socioemocionales de los alumnos.

Otro de los grandes desafíos será responder de manera equilibrada ante las grandes necesidades de los distintos niveles y sectores que se agrupan dentro de la SEPyC. A partir de recientes reformas, la educación obligatoria en Sinaloa comienza desde el primero de preescolar. Asimismo, la educación superior ha de ser garantizada para todos los estudiantes.

Con esto, se pondrá una presión económica grande sobre el presupuesto educativo. Por lo tanto, la nueva secretaria tendrá en sus manos la decisión de qué niveles y tipos educativos priorizar. Aunque la evidencia a favor de la priorización de los servicios educativos para niñas y niños entre 0 y 6 años es clara, la estrategia de atención integral a la primera infancia en Sinaloa recién da sus primeros pasos. Consolidarla llevará tiempo y recursos.

Finalmente, a pesar de la urgencia de los desafíos ya mencionados, junto con otros de gran importancia, como el posible agravamiento de los niveles de abandono escolar, la próxima administración de la SEPyC tendrá la responsabilidad de responder a la crisis de manera que el sistema educativo estatal se oriente también hacia la necesidad de reconstruir un sistema educativo anquilosado, que deberá renovarse si quiere estar a la altura de los retos y oportunidades del siglo 21.

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo