Reflexiones

Mexicanos Primero Sinaloa

Una ley que piense en las niñas y los niños

Ante las inequidades que el sistema educativo mostró durante la crisis que vivimos, es el momento idóneo para tener en la ley un sustento concreto y real que atienda a las necesidades de mayor inclusión.

Por Keyko Miranda

En mayo de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo tercero constitucional, que entre los puntos a destacar establece que el Estado deberá priorizar el interés superior de la niñez y juventud en el acceso, permanencia y participación en las escuelas. Por otro lado, consagra como principios de la educación la equidad, la inclusión, la interculturalidad, la integralidad y la excelencia.

De uno de los artículos transitorios de dicha reforma se mandató que los estados debían llevar a cabo el proceso de armonización correspondiente a más tardar el 15 de mayo pasado. Recapitulando lo que ha sido el proceso de homologación, cabe mencionar que la federación a principios de año compartió una “ley marco” con la intención de que fuera tomada como base en los congresos locales al momento de elaborar sus proyectos de ley.

En Sinaloa, y tomando en cuenta la jornada nacional de sana distancia generada por la crisis sanitaria, el congreso local se mantuvo en receso desde abril pasado; pero ahora que se encuentran de nuevo sesionando no queremos dejar pasar la oportunidad de recordar a nuestros legisladores la valiosa oportunidad de generar un instrumento legal a la altura de las necesidades de nuestras niñas, niños y jóvenes,  su deber de no constreñirse únicamente al texto que contempla la referida ley marco, como ha sucedido ya en otras entidades federativas, sino enriquecerla, engrosarla y sobre todo adecuarla al contexto al que nuestras comunidades escolares  se enfrentan en su día a día.

Durante febrero de 2020 la comisión de educación del congreso convocó a 3 foros de consulta y participación que dieran voz a los distintos actores educativos y así encontrarse en posibilidades de tener la mejor versión posible de la nueva ley de educación estatal. En Mexicanos Primero Sinaloa participamos con cuatro temas que consideramos fundamentales y prioritarios para considerar en la ley: garantizar los derechos de niñas, niños y jóvenes migrantes e indígenas; la creación de un sistema de información educativo público, accesible y confiable; asegurar la participación de las niñas y niños en la toma de decisiones de las escuelas; y garantizar los derechos profesionales docentes.

Por otro lado, queremos señalar la importancia de temas que hemos tocado ya en diversas entregas como lo son:  garantizar los derechos de la primera infancia, asegurando que las y los niños puedan asistir a la escuela desde el primer grado de preescolar; así como la seguridad de los planteles escolares, haciendo énfasis en la transparencia, eficiencia y eficacia en la distribución y el uso de los recursos destinados al mantenimiento, equipamiento y construcción de los mismos, tomando en cuenta los lineamientos del programa “La Escuela Es Nuestra”.

Ante las inequidades que el sistema educativo mostró durante la crisis que vivimos, es el momento idóneo para tener en la ley un sustento concreto y real que atienda a las necesidades de mayor inclusión.

Así pues, reiteramos el llamado a nuestros legisladores a poner al centro de todos sus esfuerzos a los niños y jóvenes, y plasmar en el texto de la próxima ley de educación de Sinaloa las bases que permitan establecer ese cambio urgente e ineludible para lograr el sistema educativo equitativo e incluyente al que aspiramos y al que todas nuestras niñas, niños y jóvenes tienen derecho. Pensemos siempre en ellos al hacer nuestra labor.

SOBRE AL AUTOR

Keyko Miranda es directora de estudios jurídicos en Mexicanos Primero Sinaloa.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo