Reflexiones

Mexicanos Primero Sinaloa

Usar bien el presupuesto educativo: un importante primer paso

Cuidar cada peso, será fundamental para asegurar el derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes en Sinaloa.

Por: Gustavo Rojas

El Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE) es la bolsa de recurso federal mediante la cual se cubre el pago de salarios a maestros y gastos de operación en educación básica y normal. En Sinaloa, esto representa 40.81% de los recursos totales destinados a la educación en el estado.

Desde la creación del FONE en el año 2015 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha publicado anualmente el informe especial “Pase de lista”, que tiene como propósito verificar que las personas incorporadas en las nóminas de este fondo se encuentren, efectivamente, en sus centros de trabajo, así como comprobar los controles de asistencia y movimiento de personal. Es decir, que el dinero se esté usando para lo que asignó.

El año pasado, Mexicanos Primero Sinaloa informó a que, de acuerdo con la auditoría realizada a los recursos asignados al FONE durante el año 2017, existía un posible daño a la hacienda pública por 203 millones de pesos. Por supuesto, pusimos este tema en la luz debido a la importancia que la transparencia y rendición de cuentas tienen para lograr una gestión pública de calidad y resguardar la democracia.

El principio detrás de esto es sencillo, pero relevante. En nuestros hogares, tenemos que pagar cada mes gastos sin los cuales no podemos vivir: comida, servicios como luz, gas o agua. Sabemos que, al contar con ingresos limitados, ese recurso hay que cuidarlo. Si en cambio, lo utilizamos para comprar ropa lujosa o gastos que escapan de nuestra realidad económica, nos arriesgaríamos a problemas muy desagradables.

En materia de recursos educativos la situación no es distinta. La premisa de la escasez está muy presente y lo estará aún más, sobre todo, considerando los significativos recortes que el presupuesto educativo nacional ha padecido en los últimos dos años. Cuidar cada peso, será fundamental para asegurar el derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes en Sinaloa.

Por esto, consideramos un gran avance el hecho de que en la revisión de los fondos aportados al FONE en al año 2018, la ASF no detectó ningún posible daño a la hacienda pública en Sinaloa. Esto nos señala el inicio de un camino que, esperamos, se transforme en costumbre. Pues como ya se señaló, el uso adecuado del presupuesto es uno de los requisitos fundamentales para que la política pública funcione y genere los efectos positivos. No sólo basta con poner dinero en la bolsa. Hay que usarlo de manera efectiva, transparente y honesta.

Tal como antes señalamos las posibles irregularidades, hoy reconocemos la gestión de SEPyC en la utilización de esta partida presupuestal. Y aprovechamos la tribuna para volver a señalar algo que en Mexicanos Primero Sinaloa consideramos central: actuar con la misma transparencia y claridad en el uso de los recursos destinados a los gastos de nómina docente estatal que el FONE no alcanza a cubrir.

Invertir tiempo y recursos en esto, ofrecerá importantes beneficios a largo plazo. El más importante de todos, la certeza de que cada peso destinado al rubro educativo, se usa limpiamente para cumplir con la obligación de brindar educación nuestra infancia y juventud. Y no para mantener prácticas que, a estas alturas, debieran ser cosa del pasado.

DATOS DEL AUTOR: | Gustavo Rojas es director general de Mexicanos Primero Sinaloa.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

Reporte Espejo