Reflexiones

María Julia Hidalgo

Tsunami

¿Qué pasa con las mujeres que escriben, que trabajan, que salen a la calle, que están acompañadas, que caminan solas, que demandan tiempo y espacio?

Padres golpeadores, madres que cuestionan su maternidad, mujeres masculinizadas que se sienten protegidas y privilegiadas por su apariencia, talleristas que deciden cambiarse de bando y hacer a un lado la prepotencia que descubrieron en ellas mismas. Mujeres que denuncian las voces masculinas que pregonan cosas como: ‹‹Como no eres puta ni amable ni guapa, no te va a quedar otra que escribir bien, si quieres hacer carrera literaria››. Si alguien pensaba que la hegemonía masculina no estaba presente en el mundo literario, se equivoca; dice en su ensayo, Vivian Abenshushan.

Ellas lo llamaron Tsunami, yo lo llamaría una verdadera bomba. Basta con leer las primeras   letras para que sientas las vibraciones de todas sus voces. Doce mujeres que de manera directa abordan sus propias situaciones de vida. Brechas generacionales entre 84 y 18 años; mundos tan distantes que convergen y discrepan, pero que coinciden en lo verdaderamente esencial; cada una desde su experiencia y universo. ¿Feministas, súper mujeres o sólo mujeres?, cada quien sabrá encontrar la mejor respuesta, pero una vez inmersos en Tsunami, necesitarás silencios para retomar las propias ideas y revalorizar lo que cada una de ellas nos cuenta.

¿Qué pasa con las mujeres que escriben, que trabajan, que salen a la calle, que están acompañadas, que caminan solas, que demandan tiempo y espacio? Nada más oportuno que Tsunami para escuchar lo que estas doce mujeres tienen que contarnos en tiempos de empoderamiento.

Cómo ha sido el paso de las mujeres a través de la historia. De dónde nos viene el rol de quedarnos en casa a parir hijos, a criarlos, a cuidarlos y de ser un ejemplo para ellos. Qué hemos tenido que soportar, a quién creemos que debemos halagar a quién convencer. Testimonios crudos y valientes, un discurso sumario y honesto. Mujeres con nombre y apellido, que denuncian a sus opresores y a todo aquello que las ha disminuido imponiéndoles un rol que tuvieron que quebrantar en algún momento de sus vidas. Una antología que explora las distintas formas de ser mujer.

“Estoy convencida de que a las mujeres nos han despojado, entre otras cosas, de nuestra intuición y nuestros vínculos con lo divino para hacernos más vulnerables y, de algún modo, el poder recuperar eso sí está en nuestras manos…”, dice Diana J. Torres, quien al escribir esto convalecía en un hospital por una puñalada que recibió en un intento de asalto en la calle.

Cuestionamientos sobre una maternidad que no se siente, que, en sí misma, no despierta ternura, que demanda saber cuál es su rol, que interroga cuál es el sentido de hacer familia. Diana Rea escribe el diario de una mujer, que a la vez que entrevista a mujeres que han perdido a sus hijos, o que han sido violentadas, experimenta en carne propia el rechazo que siente por la hija que carga en brazos. Se siente mal por eso, se horroriza, pero se cuestiona por qué le ha quitado su libertad una primera hija que no la deja ni respirar, que llora y le chupa su tiempo. Agotada y con un mundo de preguntas, frustrada se sienta a llorar. Se da cuenta de que su hija nació y de que debió pasar el tiempo para poder quererla “nos vamos conociendo y es así como te estoy queriendo, Naira”

Doce mujeres alzando su voz y levantando un tsunami. Un Tsunami que invita a dejar de lado el papel de súper mujer para, simplemente, ser mujer. Recuperar la vulnerabilidad y dejar de lado la pedagogía de la crueldad. Margo Glantz, escribe: “Un producto de la ira divina…eso es Tsunami”. Un libro de lagrimita y corazón; de rabia y de ternura que considero indispensable conocer. Un libro de mujeres reales, con experiencias reales para mujeres reales.

Comentarios: [email protected]

Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de ESPEJO.

Comentarios

Recientes

Ver más

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo