Liderazgo

Rutas del éxito | Soy un tipo inquieto, le perdí el miedo a equivocarme

Después de emprender diversos proyectos y fracasar en el intento, Sergio Antonio Álvarez Torres se consolidó como director general de FIASA

Para consolidar una empresa no se necesita venir de un linaje de negocios, ni tener un alto poder adquisitivo, herencia comercial o nexos gubernamentales. Sergio Antonio Álvarez Torres es un ejemplo de ello, después de emprender diversos proyectos y fracasar en el intento, se consolidó como director general de Fertilizantes e Insumos Agrícolas (FIASA).

Sergio nació en el campo, su padre fue administrador agrícola “toda su vida”, de modo que él fue aprendiendo a su lado de la compra venta de granos e insumos, pero nada a profundidad, con un nivel educativo básico comenzó su hoja de vida laboral en una transformadora de papel, luego, por muchos años trabajó en una empresa de transportes, la más grande del Noroeste, donde inició lavando los camiones hasta convertirse finalmente en el gerente operativo de tráfico.

“Creo que si algo me ha me ha caracterizado es que soy un tipo inquieto y que le perdí el miedo a equivocarme, me he equivocado más veces de las que he tenido éxito, pero me han dejado mucha enseñanza”, refiere.

LEER MÁS: Lauro Meléndrez, el empresario que convirtió una farmacia familiar en la cadena Farmacón

Cuenta que cuando llegó a FIASA no sabía nada del negocio, pero se acercó con mucha hambre, disciplina, y resiliencia para levantarse después de cada golpe. En el 2005 toma la dirección de la empresa, con muchas carencias y muchos aprendizajes pendientes, por lo que comienza con una dinámica de capacitarse y aprender.

“Con un agradecimiento enorme, porque al principio no sabía que es lo que había que hacer; he sido administrador de empresas por muchos años y eso me permitió establecer algunas palancas, pero sobre todo más que esto creo que la decisión de capacitarme. Fue una decisión importantísima”, reconoce.

Sergio cursó el bachillerato en 2007 siendo adulto, en un programa sabatino de la UAS, además, se capacitó en el programa de Alta Dirección, AD-2, en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), se certificó en competencia de producción orgánica, entre otras capacitaciones y certificaciones.

“Se requiere el deseo de ser mejor, he tenido en muchas áreas de mi vida diferentes oportunidades que la vida misma me ha dado. He tenido que estar dispuesto a aprender.

Pienso que cuando tomamos en cuenta al que está en nuestro lado se activa una inteligencia colectiva, cuando estamos dispuestos a aprender y llamamos a los mejores para compartir con ellos. He tenido la gran fortuna de tener a mi lado a amigos más preparados que yo, de saber convocar a personas mejores que yo, para sentarlas en la mesa sin tener el temor de que el otro sepa más que yo y brille más que yo, creo que esa es la forma de situarme en la realidad, de saber qué es lo que más le conviene la organización”, refirió.

LEER MÁS: Rutas del éxito | Sigue ese sueño porque si te lo propones lo vas a lograr

Álvarez Torres dice que las claves del éxito para consolidar una empresa son: poner primero a los otros, aprender a escuchar, y tener el deseo de sobresalir. Dice que, para poder avanzar de una idea, un emprendimiento, a una empresa, se debe tener el estómago para soportar la adversidad; recuerda que, en su caso, se quedó sin sueldo muchas veces por darle el sueldo a los colaboradores, que “el director cobra al final, primero, se pagan las cuentas y después se gasta el dinero”.

“La reinversión es un ejercicio importantísimo, tengo 18 años reinvirtiendo. No vamos mal, ahí la llevamos, creo que en esa decisión de la inversión está la fortaleza para crecer y hacer crecer proyectos”, aconseja.

El director de FIASA dice que es una decisión pensar que para que se tenga una empresa los colaboradores son una parte muy importante de ella y cuidarlos, hacer equipo con ellos, hacer culturas fuertes es una gran responsabilidad.

Sergio Álvarez reconoce que para él lo primordial es el deseo de aprender. De aprender de los que ya lo están haciendo. “Yo no hubiera sido nada de esto si no hubiera escuchado a otros, he escuchado a muchos y voy a seguir escuchándolos, porque siempre es buen momento para que alguien más aporte ideas y nos las compartan, eso nos hace crecer”.

Un hombre de cámara

Cuando FIASA se adhirió a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, capítulo Culiacán, fue en un momento en que Sergio consideró necesario pedir ayuda en el tema de capacitación. En 2019, Francisco Álvarez lo invita a participar en cámara como asesor, al siguiente año comienza a participar en comisiones, actualmente es el presidente.

Su propósito ahora como líder es crear una cámara democrática, fuerte, participativa; que tenga representatividad y que lleve crecimiento a los emprendedores, a los pequeños empresarios. Pero también busca compartir con los grandes empresarios, escuchar sus opiniones para imprimir sus conocimientos en la organización.

“Hay una oportunidad enorme ahorita para emprender, el mundo se está dirigiendo al emprendimiento, al crecimiento; hemos iniciado actividades desde hace más de un año con las universidades del Estado, capacitando a los jóvenes, introduciéndolos al área empresarial. Hay una comisión de jóvenes donde hay emprendedores a quienes queremos apoyar desde el mentoreo, desde el acompañamiento en la capacitación, la estructuración. Hay una comisión que está trabajando con la capacitación de empresas pequeñas y medianas para llevarlos a estructurar con metodologías que les permitan crecer con más velocidad a estos jóvenes que están emprendiendo, hay oportunidades”, refirió.

 Numeralia:

En 1990 se fundó FIASA

Emplean a 115 personas de forma directa

Cuenta con un portafolio de 5 marcas

Comercializa más de 60 Productos

Cuentan con 40 tiendas de distribución

Son cinco sucursales: en Culiacán (Matriz), Guasave, Chihuahua, Querétaro, y en Vicente Guerrero. B.C.

Trabaja en una diversificación de 7 líneas de acción (mejoradores de suelo, biotecnológicos, protección, fertilizantes, extractos vegetales, nutrición vegetal, y coadyuvantes).

Certificaciones: Organic Materials Review Institute; BSC ÖKO Garantie; Empresa Socialmente Responsable; Great Place To Work; Global G.A.P. Member; Criminal Compliance.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo