Negocios

La bella estafa | Cirugías estéticas, el negocio más rentable

Según un estudio realizado Statista el costo promedio de un procedimiento estético puede ser desde un Botox en 8 mil pesos, a un aumento de glúteos en más de 250 mil pesos

Ilustración: Machateo

Ilustración: Machateo

En sus primeros años la medicina estética era considerada una especialidad médica a la que sólo accedían personas con alto poder adquisitivo; sin embargo, ésta ha tomado mucho auge y se ha convertido en un servicio con gran demanda entre la población general, aunque los costos de los procedimientos no dejan de ser altos.

En Sinaloa se ha naturalizado el tema de la apariencia estética como refrendo del poder de la mujer a partir de su esmerado arreglo y del sobre uso de las cirugías estéticas, consideró María Teresa Guerra Ochoa, titular de la secretaría de las mujeres en el estado.

“Si tú creces en un entorno donde tu mamá, tus tías, se operan, por ejemplo, para ti eso es normal, porque es lo que viste desde que estabas niña. Lo hacían en tu entorno. Particularmente siento que del Estado el municipio con más cirugías per cápita por mujer debe ser acá y es donde se nota más, en Culiacán”, refirió.

Por su parte, Alejandro Najar Méndez, especialista en cirugía plástica y reconstructiva dijo que el tema de las cirugías estéticas es un fenómeno mundial que, ya ha crecido en todo el mundo y en el caso de México, ocupa el tercer lugar en la realización de procedimientos estéticos, de cirugías plásticas, por debajo de Estados Unidos y Canadá, pero peleando el tercer lugar con Brasil.

“La cirugía más realizada es la lipoescultura, es la número uno de las cirugías a nivel mundial, según las últimas estadísticas; después está la abdominoplastia o la mamaria, en segundo lugar. Hace unos un par de años estuvo en primer lugar la cirugía de aumento de mamas, después en tercero; en cuarto lugar, está la rinoplastia; de ahí le sigue la cirugía de párpados y la cirugía de cara”, detalló.

El también presidente del Colegio Sinaloense de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos dijo que en la nueva cultura del cuidado corporal está incluida la cirugía. En el caso de México ha crecido mucho este negocio tanto en relación a la cantidad de cirugías, como también a la calidad a nivel internacional, ya que hay varios cirujanos mexicanos destacados que están en práctica en diferentes partes del mundo.

Detalló que los costos de cada procedimiento y de cada cirujano son muy variables porque dependen de muchos factores, que sea un lugar adecuado, si se requiere de hospitalización, de qué procedimiento sea; ejemplificó en el caso de un injerto capilar, también depende de cuántos folículos se vayan a injertar.

Según un estudio realizado por el portal de estadísticas Statista un costo promedio en México puede ser desde un Botox en 8 mil pesos, a un aumento de glúteos en más de 250 mil pesos, sin embargo, los costos varían en cada país, incluso en cada entidad de la república.

Ilustración: Hannacrv

Para realizar procedimientos estéticos se debe de contar con una licencia, cédula profesional vigente y tener una especialidad, por lo que se debe de verificar que quien solicita la licencia sea un cirujano plástico, advirtió Luis Alonso García Corrales, titular de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios en Sinaloa.

En lo que va del año, van dos jóvenes que pierden la vida en la entidad después de someterse a procedimientos estéticos. El 4 de marzo se informó que Paulina, joven de 26 años, perdió la vida luego de las complicaciones en un procedimiento estético al que se sometió; supuestamente se realizó una mini-lipo, con una médico general que realizaba cirugías plásticas, en una clínica que ya fue clausurada.

En Mazatlán, el 15 de marzo falleció Anahí, de 36 años, tras someterse a un tratamiento estético en los glúteos, en las investigaciones sobre su muerte se determinó que se le inyectó aceite de cocina y Vitamina A.

Luego de estos sucesos, el titular de Coepriss detalló que actualmente están realizando un operativo donde se coteja lo que anuncian dichos establecimientos, se verifica que se realicen procedimientos que no sean intrusivos, para ello se revisan las instalaciones y si se constata que hay elementos para identificar que hacen algún procedimiento invasivo, se clausura el lugar.

A la fecha detalló van 240 clínicas visitadas, de las cuales se han clausurado 10 en su mayoría porque no tenían el aviso de salubridad, pero también porque ofrecían un servicio pero al revisar la Comisión encontró agujas e instrumental que tienen que ver con cirugías invasivas, por lo que se determinó que ellos decían una cosa de acuerdo a su publicidad, más de tipo superficiales como masajes, pero que hacían procedimientos invasivos.

Las clínicas que realizan procedimientos a un bajo costo, por modalidad de cundina o tandas siguen ejerciendo, Espejo cotizó una lipoescultura, en total el precio que se ofertó fue de 65 mil pesos y las opciones de pago fueron 16 quincenas de 2 mil pesos y pagar en efectivo 35 mil pesos el día de la cirugía, o bien pagar 4 mil pesos por 16 quincenas y pagar 5 mil pesos el día de la operación.

Para la valoración se solicitó llenar un cuestionario de preguntas básicas de información personal (protegidos por nuestra política de privacidad), acompañado con cuatro fotografías en ropa interior desde diferentes ángulos.

El doctor que se asignó para la cirugía es Carlos Antonio Ortiz Parra con cédula profesional de médico general expedida por la Universidad Autónoma de Sinaloa en 2015, según el Registro Nacional de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Aunque se muestran unos certificados que avalan al médico como profesionista para realizar cirugías estéticas, tanto por el colegio de profesionistas con maestría en cirugía estética en México, como por el Consejo Mexicano Certificador de Maestros en Cirugía Estética, el registro de Ortiz Parra no se encuentra en la página del cmcper, además, en el RNP se informa que no es ni siquiera médico cirujano general, solo cuenta con una cédula profesional avalada por la SEP.

Alejandro Najar Méndez tiene tres cédulas de acuerdo con la información del RNP: como médico cirujano, especialidad en cirugía general y la de especialista en cirugía plástica y reconstructiva, como especialista en el ámbito reconoció que cualquier cambio en el contorno corporal debe ser realizado por un cirujano plástico estético reconstructivo, pero lamentó que de manera desafortunada han surgido personas con diplomados o cursos a lo que llaman certificaciones.

Sin embargo, dijo, para tener una certificación se requiere tener la sub especialidad en cirugía plástica; se trata de hacer un examen nacional para entrar a la especialidad general y estar dos años, para brincarse a la sub especialidad en cirugía plástica donde se presenta otro examen dependiendo del hospital donde se quiera ingresar.

“Para ser especialista en cirugía plástica son 11 años, es mucho tiempo a comparación de un curso de horas para hacer una lipoescultura, entonces, hay una diferencia abismal en la preparación que se tiene y obviamente esto ya desde hace algunos años está prohibido”.

Para que una persona sepa ir correctamente a las personas adecuadas basta con visitarlo y preguntarle su nombre, si está certificado. Lo que puede verificar directamente en la página del Consejo Mexicano de cirugía plástica estética reconstructiva, y ahí debe aparecer su nombre y su número de certificación”, explicó.

La titular de la secretaría de las mujeres dijo que en la entidad se ve la belleza y estética en las mujeres como una lógica material, que sienten que a partir de su físico pueden concretar sus aspiraciones y ascender socialmente. Que se generó una construcción social de que si las mujeres están muy estilizadas pueden salir de un entorno de pobreza, por lo que recurren a las cirugías estéticas como un medio de transformación de su entorno, o que su ascenso social está centrado en su físico.

“Vamos retrocediendo porque es lo mismo que hace siglos, y debiésemos de apostar, hoy que la mujer está en las universidades, hoy que la mujer está en el trabajo, hoy que la mujer logra escalar en la política, no vamos a apostarle a lo mismo. Porque en aquel momento cuando se apostaba a que el físico era el único medio de las mujeres, era una mujer que estaba recluida en el espacio privado, pero ahora la mujer tiene el poder de llegar al espacio público en paridad, puede estar en el trabajo (con dificultad todavía porque hay diferencias en cuanto a ingresos y en cuanto a la inserción), pero tenemos que apostar a otra cosa, pero no es sencillo porque paralelamente vamos a encontrar que socialmente es aplaudida, es aceptada, y es elogiada la mujer que cuyo físico es extraordinario”, señaló.

Guerra Ochoa criticó que aun en los tiempos actuales el poder social de la mujer en muchas ocasiones no está en tanto a lo que logra concretar, sino en función, de qué tan bella es y eso habla de un retroceso, un estancamiento en cuanto al poder de la mujer, por lo que se debe apostar en otros ámbitos y en otros renglones,  que no sea el físico.

El Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva tiene 39 especialistas registrados en el estado de Sinaloa, que cuentan con certificación para ejercer, sin embargo, debido al auge de estos procedimientos, particularmente de las cirugías con transferecia de grasa han surgido falsos cirujanos que por montos menores a los de un trabajo profesional realizan operaciones en clínicas clandestinas.

Alejandro Najar exhortó a la ciudadanía que identifique médicos que no son certificados o establecimientos falsos, no certificados para que los denuncien ante la COEPRISS al teléfono 667-758-7000 ext40284 y 40285.

Comentarios

Reflexiones

Ver todas

Especiales

Ver todas

    Reporte Espejo